El debutante Wolfsburgo se alza campeón

VfL Wolfsburg – Olympique Lyonnais 1-0 En Londres, el conjunto de Ralf Kellermann ha ganado la UEFA Champions League Femenina por primera vez en la historia de la entidad.

El debutante VfL Wolfsburg se ha proclamado campeón de la UEFA Champions League Femenina por primera vez en su historia después de ganar 1-0 al hasta esta noche campeón, el Olympique Lyonnais, en la gran final celebrada en Stamford Bridge gracias a un tanto de penalti de Martina Müller. A pesar de no haber marcado, la jugadora sueca del Lyon Lotta Schelin termina como máxima anotadora de la competición con siete goles.

Con cerca de 15.000 personas en las gradas del estadio londinense, sede del Chelsea FC, el vigente campeón de Europa fue el primer equipo en crear peligro sobre la meta del conjunto germano aunque la ocasión más clara la tuvo la capitana del Wolfsburgo Nadine Kessler cuando su volea a los cuatro minutos se marchó por encima del larguero. A pesar de que el Lyon no tuvo el control habitual del juego en los primeros compases, a los once minutos pudo haber abierto el marcador si el excelente remate de cabeza de Amandine Henry a la salida de un córner botado por Sonia Bompastor no se hubiese marchado rozando el palo derecho de Laura Vetterlein.

Sin un dominador claro, la sensación de peligro estaba presente en ambos extremos del campo, pero no fue hasta el filo de media hora cuando primero Ivonne Hartmann sacó bajo palos un acertado remate de la jugadora del Lyon Henry y después un disparo de su compañera Camille Abily se marchó rozando el larguero. Poco a poco les fennottes se hicieron con el control, aunque el debutante Wolfsburgo no parecía dispuesto a dejar escapar el encuentro. En el tramo final de la primera mitad, un inesperado y peligroso remate de Martina Müller casi acaba en el fondo de la red de la gala Sarah Bouhaddi pero el partido se marchó al descanso con el 0-0 inicial. 

Tras el paso por los vestuarios, el equipo de Patrice Lair saltó al campo con más seguridad, teniendo el control del balón y teniendo presencia en el área rival, aunque las alemanas seguían estando muy bien plantadas sobre el campo. En apenas dos minutos, primero Élodie Thomis y después Abily pusieron a prueba a la zaga del Wolfsburgo pero fue de nuevo Abily en el 56' la que más cerca estuvo de abrir el marcador, cuando su disparo desde el interior del área lo sacó con los pies la guardameta alemana Vetterlin. Sin duda eran los mejores minutos del Lyon, que buscaba con insistencia el gol.

Después de la gran presión hecha durante el partido, el cansancio empezaba a notarse entre las lobas, que sólo lo intentaban a la contra. Con la lluvia cayendo sobre Stamford Bridge, el gol se le resistía al Lyon que con el paso de los minutos veía como el Wolfsburgo se replegaba cada vez más. Pero contra todo pronóstico en el 73', fue el conjunto germano el que se adelantó en el marcador después de que Müller convirtiera un penalti tras una mano de Laura Georges en el interior del área. El tanto, el segundo que encajaba el Lyon en toda la Champions, ponía la final muy de cara para las chicas de Ralf Kellermann que debían afrontar un duro último cuarto de hora para ganar su primera UEFA Champions League Femenina. 

En los últimos minutos, el Lyon buscó con insistencia el gol pero a pesar de sus numerosas llegadas el resultado no se movió y el Wolfsburgo, debutante en la competición, se proclamó campeón de la UEFA Champions League Femenina por primera vez en la historia de la entidad.

Arriba