UEFA.com funciona mejor en otros navegadores
Para la mejor experiencia posible, recomendamos usar Chrome, Firefox o Microsoft Edge.

Skotnikova tiene grandes expectativas

La capitana de la selección rusa lleva ocho años preparando el regreso de su selección al Campeonato de Europa, y se ha marcado como objetivo superar al menos la fase de grupos.

Tatiana Skotnikova (Rusia)
Tatiana Skotnikova (Rusia) ©Sportsfile

La capitana de Rusia Tatiana Skotnikova ha insistido en que su equipo tiene que estar al máximo nivel cuando debute en el Campeonato de Europa Femenino 2009™ ante Suecia en Turku.

Papel crucial
Rusia, que se clasificó por última vez en 2001, regresó al torneo tras superar en el play-off de clasificación a Escocia gracias al valor doble de los goles conseguidos en campo contrario, y Skotnikova jugó un papel clave en ese logro. Al igual que la portera Elvira Todua y la delantera Ksenia Tsybutovich, la capitana estuvo presente en los diez partidos de la fase de clasificación, y ahora espera poder añadir a esa cifra alguno más de los tres encuentros de la fase de grupos.

Sin presión
"Nuestras metas son siempre altas en estos torneos, y queremos lograrlas. Es muy difícil de pronosticar, pero queremos clasificarnos para la siguiente fase. Tenemos que respetar a todos los equipos, pero no tenemos ninguna presión", dijo Skotnikova, que ha disputado dos Copas Mundiales de la FIFA.

Polivalente
Skotnikova cree que el fútbol femenino es más seguido en Rusia desde que el equipo de Igor Shalimov se clasificó para la fase final de Finlandia. "Es muy bueno que nos hayamos clasificado y mucha gente sigue el fútbol femenino ahora en Rusia. Trataremos de jugar nuestro partido y demostrar lo buenas que somos. Puedo jugar en punta o en el centro del campo, pero creo que jugaré cerca de la defensa. Pero depende del entrenador", señaló.

Hiddink atento
La jugadora se mostraba feliz de que Guus Hiddink acudiera a un entrenamiento previo a un amistoso ante Holanda, que ganaron las rusas por 1-0. "Nos agradó mucho verlo en el entrenamiento. Nos deseó suerte y nos dijo que teníamos que ganar a las holandesas, para poder decir que en Rusia hasta las mujeres juegan bien al fútbol".