UEFA.com funciona mejor en otros navegadores
Para la mejor experiencia posible, recomendamos usar Chrome, Firefox o Microsoft Edge.

Stoney se lamenta del resultado

Según la jugadora inglesa el abultado marcador de la final contra Alemania no refleja la realidad del partido: ''Demostramos jugar con el corazón y en ocasiones fuimos mejor que ellas".

Las jugadoras inglesas abatidas por la derrota
Las jugadoras inglesas abatidas por la derrota ©Getty Images

Casey Stoney se sentía disgustada por el 6-2 que Alemania endosó a Inglaterra en la final del Campeonato Europeo Femenino de la UEFA 2009™ en Helsinki ya que según ella: ''No se ajusta a la realidad de nuestra actuación''.

Goles en el segundo tiempo
La lateral zurda formo parte de la defensa inglesa que se mostró demasiado vulnerable en la segunda mitad cuando al descanso se fue perdiendo con un 2-1 en el marcador. Después de la reanudación las alemanas se pusieron con dos tantos de ventaja. Ésto abrió el partido al igual que linea defensiva de Inglaterra, lo que permitió a la pareja atacante rival formada por Inka Grings y Birgit Prinz marcar tres goles en apenas 15 minutos que sentenciaron el partido.

Acierto cara al gol
''Estoy triste, derrumbada, disgustada y si debo de ser honesta no fue un partido de 6-2, el marcador no se ajusta a la realidad de nuestra actuación. Ellas estuvieron muy acertadas de cara a la portería y nosotras no, cada vez que tuvieron ocasión nos castigaron. Me encuentro muy desilusionada porque pensamos que podíamos ganar el partido. Con el 2-1 y el 3-2 aún tuvimos opciones pero entonces ellas aprovecharon sus oportunidades'', dijo la jugadora-entrenadora del Chelsea LFC.

Amenaza de ataque
Inglaterra, en los primeros 60 minutos, se dedicó a jugar sin complejos y tuteó a su rival. Fue durante ese período en el que Stoney, quien fue expulsada durante la derrota ante Italia por 2-1 en la primera jornada, piensa que su equipo ''superó'' a las siete veces campeonas de Europa cuya defensa, por primera vez en el torneo, fue examinada a fondo por las goleadoras Kelly Smith y Karen Carney.

"Control del partido"
''Son campeonas del mundo y de Europa por alguna razón, es un gran equipo y tenemos que respetarlo. Supimos recuperarnos bien. Demostramos jugar con mucho corazón y deseo y en ocasiones creo que fuimos mejores que ellas. Controlamos el partido pero nos marcaron algunos goles a la contra que al final fue lo que nos terminó matando'', añadió Stoney.

"Torneo duro"
Cuatro días antes las chicas de Powell llegaron a la prórroga ante Holanda en las semifinales y ese esfuerzo Stoney considera que terminó pasando factura en la segunda mitad. ''Hemos disputado un torneo muy duro, hemos jugado un tiempo extra, nos hemos quedado con diez jugadoras. Hemos hecho frente a muchas adversidades. Son un equipo fantástico, sus atacantes son brillantes y muy difíciles de parar. Opino que nuestra defensa no estuvo mal del todo aunque pienso que en ocasiones debes de mirar a ti mismo y reconocer que lo podrías haber hecho mejor. Lo dimos todo pero no fue suficiente'', añadió Stoney.