UEFA.com funciona mejor en otros navegadores
Para la mejor experiencia posible, recomendamos usar Chrome, Firefox o Microsoft Edge.

Alemania espera recuperar el rumbo

La veterana portera Nadine Angerer es consciente de que su selección no ha estado a su máximo nivel hasta ahora en el torneo, pero espera una mejora en el partido de cuartos de final ante Italia.

Nadine Angerer (derecha) celebra la victoria de Alemania en Vaxjo sobre Islandia
Nadine Angerer (derecha) celebra la victoria de Alemania en Vaxjo sobre Islandia ©Getty Images

El plan era ganar el Grupo B y seguir en Kalmar, pero la histórica derrota de Alemania por 1-0 ante Noruega en su último partido del grupo ha obligado al equipo de Silvia Neid a volver a Vaxjo, su sede durante sus dos primeros encuentros en el Campeonato de Europa Femenino de la UEFA de 2013.

Puede haber sido el aspecto positivo de la primera derrota de Alemania en el torneo en 17 años, pero la veterana portera Nadine Angerer está feliz de poder afrontar en un entorno familiar su decisivo partido de cuartos del domingo ante Italia. "La ciudad está un poco más cerca, y allí está mi cafetería favorita. También el estadio nos viene bien. No hemos perdido allí, y disputamos un magnífico partido ante Islandia en ese campo", dijo.

Ese triunfo por 3-0 en su segundo encuentro fue de esa clase de partidos a los que la selección anfitriona está acostumbrada y que esperaba tener en el torneo, al que llegaba como gran favorita para lograr el título y su sexta corona continental consecutiva.

En lugar de eso, la actuación ante Islandia en el Växjö Arena ha sido hasta ahora la excepción en la que pudo verse el verdadero potencial de esta selección de Alemania, que no pudo marcar ante Holanda y Noruega en sus otros dos encuentros. La búsqueda de una explicación no se ha limitado únicamente a la prensa alemana, cuya significativa presencia en Suecia indica no solo el interés, sino también las expectativas de un país acostumbrado a los triunfos en el fútbol femenino.

"Ahora nos están preguntando muchas cosas a las jugadoras veteranas. Es obvio que vamos a ofrecer toda nuestra experiencia, eso es importante, y que será aprovechada", dijo la portera de 34 años, cuya edad y sus 121 partidos internacionales la convierten en la más experimentada de una selección que cuenta con la baja de seis de sus jugadoras clave por lesión.

"Hemos hablado mucho entre nosotras, y hemos llegado a la conclusión de que no estuvimos muy concentradas ante Noruega, y que todas las jugadoras estábamos pensando solo en nosotras mismas. Como resultado, hubo muchos errores, y no hicimos bien las cosas. Ante Italia vamos a afrontar el partido de forma diferente", explicó.

El simple hecho de tener que pensar en tomar un vuelo de vuelta a casa y recibir críticas tras el partido ante Italia en Vaxjo este domingo debería ser suficiente para hacer que las jugadoras alemanas jueguen con una concentración plena en busca del pase a semifinales.

Una derrota supondría la primera vez que Alemania no gana el título desde que un equipo con la presencia de Neid y Doris Fitschen fue derrotado por Italia en los penaltis de las semifinales de la edición de 1993. El viernes, el equipo afrontó dos sesiones de entrenamiento en un mismo día por primera vez desde antes de que comenzara el torneo, quizá un signo visible de que la selección alemana necesita revitalizar cuerpo y mente.

Dado que ella estuvo en el once inicial que sufrió mucho ante Italia en los cuartos de final de 2009, Angerer, que podría haber jugado en la selección italiana gracias a los orígenes de su padre, no tiene que buscar mucho en su mente para encontrar una experiencia similar a la que podrían afrontar este domingo.

"Las italianas no nos concedieron ni un milímetro. Logramos la clasificación por los pelos. No vamos a lograrlo esta vez si jugamos como lo hicimos ante Noruega. Tenemos que luchar por ello, o si no, quedaremos eliminadas", dijo la jugadora del Brisbane Roar australiano, que pronto se marchará a jugar a Estados Unidos en 2014.