UEFA.com funciona mejor en otros navegadores
Para la mejor experiencia posible, recomendamos usar Chrome, Firefox o Microsoft Edge.

Cinco detalles que no te puedes perder de la fase de grupos de la EURO femenina 2022

Prepárate para el inicio del torneo el próximo 6 de julio con una guía de cinco puntos que no puedes dejar de ver en la fase final.

UEFA via Getty Images

El Campeonato de Europa Femenino de la UEFA 2022 arranca en Old Trafford el 6 de julio con más candidatos al título que nunca y con el objetivo de romper todos los récord de asistencia a los partidos.

Señalamos algunos puntos clave que no puedes perder en la fase de grupos.

Todos los partidos

Muchas favoritos en la pugna

Esta es la séptima EURO femenina con una fase de grupos en la fase final, introducida en 1997, pero la primera en la que Alemania no comienza como vigente campeona, ya que su reinado de 22 años terminó en 2017 a manos de Dinamarca en los cuartos de final. Y mientras que en las anteriores fases finales Alemania partía siempre como clara favorita, en esta ocasión todo está bastante abierto.

Holanda es la actual campeona y, aunque su inesperado triunfo en 2017 se produjo en casa, demostró que no fue una casualidad al viajar a Francia dos años después y alcanzar la final de la Copa Mundial Femenina de la FIFA. Por otra parte, la anfitriona en esta ocasión, Inglaterra, fue semifinalista tanto en Holanda como en los dos últimos Mundiales, y ahora está dirigida por la misma entrenadora que dirigió el triunfo holandés hace dos años, Sarina Wiegman.

EURO Femenina 2022: las selecciones
EURO Femenina 2022: las selecciones

Alemania, sin embargo, tiene ganas de acabar con su actual situación de ausencia de títulos, que comenzó cuando Canadá la sucedió como campeona olímpica en agosto, y cuenta con una nueva generación de talentos como Lea Schüller y Giulia Gwinn, que vienen a complementar a las estrellas consagradas. Lo mismo podría decirse de Francia, que ha amenazado con dar un gran paso en la última década, pero que, de alguna manera, se ha quedado corta.

Pero quizás los mayores retos vengan de otra parte. Si la fuerza de Francia en los últimos años se basó en una combinación de triunfos en torneos juveniles y el núcleo del club más fuerte de Europa, el Lyon, lo mismo se aplica a España, subrayado por el propio éxito reciente del Barcelona. Mientras que ni Francia ni España han mostrado realmente su mejor cara en los grandes torneos, Suecia sí lo ha hecho últimamente, ganando el bronce en el Mundial de 2019 y la plata en los Juegos Olímpicos de 2021, y encabezando el habitual y fuerte grupo de selecciones escandinavas junto con los dos últimos subcampeones, Noruega y Dinamarca.

Dado que Inglaterra se enfrenta a Noruega, Holanda a Suecia y Alemania a España y Dinamarca en la fase de grupos, varias pistas sobre el eventual campeón habrán salido a la luz cuando los grupos concluyan el 18 de julio, 13 días antes de la final de Wembley.

Las cenicientas quieren dar la campanada

Por supuesto, ni Holanda ni Dinamarca encabezaban la mayoría de las listas de candidatos antes del torneo en 2017, a pesar de ser los anfitriones y los semifinalistas de 2013 superados en la tanda de penaltis, respectivamente, y sin embargo fueron ellos quienes compitieron por el título en la final de Enschede. ¿Volverán a ser los tapados los que vuelvan a disputarse el trofeo en Wembley?

Mejores momentos 2017: Suecia - italia 2-3
Mejores momentos 2017: Suecia - italia 2-3

De los no mencionados anteriormente, es Italia, que nunca había dejado de estar entre los ocho mejores antes de su eliminación en la fase de grupos de 2017, a la que sus resultados recientes sugieren como posible candidata sorpresa. Está encuadrada en el Grupo D con Francia y, de hecho, las otras dos selecciones de esa sección, Bélgica e Islandia, también quieren dar guerra.

Austria, sorprendente semifinalista en su debut en 2017, no es un equipo nada fácil de batir, como demostró tanto en la última fase final como en octubre de 2020, cuando acabó con la larga racha de victorias consecutivas de Francia en la fase de clasificación. Se enfrentarán a Inglaterra en el partido inaugural en Old Trafford y no pondrán las cosas fáciles a Noruega en un grupo en el que también está la única finalista debutante en esta ocasión, la sorprendente Irlanda del Norte.

Suiza y Rusia ganaron unos reñidos play-offs y ambas lo tendrán difícil en un grupo con Holanda y Suecia. Y tampoco hay que descartar a Finlandia, que se quedó fuera en 2017, pero que ha vuelto bajo la dirección de la experimentada entrenadora Anna Signeul. La última vez que se disputó la fase final en Inglaterra, las finlandesas dieron la campanada y llegaron a las semifinales de 2005 como debutantes. España, Dinamarca y Alemania se tomarán muy en serio a este rival en Milton Keynes en el Grupo B.

Entradas

Duelos entre viejos rivales

Resumen del Alemania - Dinamarca
Resumen del Alemania - Dinamarca

Entre los 24 partidos de la fase de grupos hay muchos ecos de encuentros épicos del pasado. Los más evidentes son las revanchas de dos de los cuartos de final de 2017: Alemania contra Dinamarca y Holanda contra Suecia.

La derrota por 2-1 ante Dinamarca, en una eliminatoria en Rótterdam aplazada un día por las lluvias torrenciales, puso fin a los 22 años de reinado de Alemania como campeona. El encuentro del 8 de julio en Brentford será clave para descubrir si la selección alemana, en plena evolución, está en condiciones de recuperar el título.

Lieke Martens y Vivianne Miedema fueron las autoras de la victoria de Holanda por 2-0 en Doetinchem una semana antes de proclamarse campeona por primera vez. Dos años más tarde, las holandesas se impusieron a Suecia en la prórroga para llegar a la final del Mundial, pero la trayectoria del equipo de Peter Gerhardsson hacia el bronce olímpico de 2021 demuestra que no sería ni mucho menos una sorpresa que la suerte se invirtiera para la selección que consiga ganar en Bramall Lane el 9 de julio.

En el Grupo D, Francia se enfrentará a Islandia por tercera vez en las últimas cuatro fases de grupos, habiendo ganado por poco con ayuda de los penaltis en las anteriores ocasiones, en 2009 y 2017. En el Grupo A no habrá muchas incógnitas: Inglaterra ha eliminado a Noruega en los dos últimos Mundiales y está en el mismo grupo que Austria e Irlanda del Norte en la clasificación para el torneo mundial de 2023. Además, Noruega derrotó a Irlanda del Norte por 6-0 en dos ocasiones en la fase de clasificación para esta edición, aunque después el equipo de Kenny Shiels se embarcó en la increíble racha que aseguró la revancha del 7 de julio en Southampton.

Resumen del Francia - Islandia
Resumen del Francia - Islandia

¿Qué estrellas brillarán?

Los torneos tienen que ver con el éxito de los equipos, por supuesto, pero son las individualidades las que acaparan tantos titulares. Lieke Martens fue la mejor jugadora del torneo en 2017, aunque sus compañeras holandesas Vivianne Miedema y Daniëlle van de Donk, entre otras, también eran firmes candidatas, mientras que la inglesa Jodie Taylor se unió al cuadro de honor de las máximas goleadoras, sucediendo a figuras como Lotta Schelin, Inka Grings y Pia Sundhage.

La clave del éxito de Taylor fue un 'hat-trick' nada más comenzar contra Escocia, y la máxima goleadora de esta edición podría volver a decidirse durante la fase de grupos. La belga Tine De Caigny, con 12 goles, lideró la clasificación, pero muchas de sus perseguidoras son probables favoritas para liderar la fase final: la noruega Caroline Graham Hansen, la española Jenni Hermoso, la danesa Pernille Harder, la francesa Marie-Antoinette Katoto y, por supuesto, Miedema. La inglesa Ellen White también podría aspirar a emular a Taylor.

Cualquiera de ellas podría acabar siendo la mejor jugadora del torneo, pero también habrá muchos ojos puestos en Alexia Putellas, Lucy Bronze, Stina Blackstenius o cualquiera de las estrellas holandesas de 2017.

Guía de eventos


En busca de batir los récords de asistencia

La final de 2005 también se celebró en Inglaterra y se inauguró en el City of Manchester Stadium con un récord de asistencia de 29.092 personas. Desde entonces sólo se ha superado esa cifra una vez, en la final de 2013, cuando 41.301 espectadores vieron a Alemania vencer a Noruega en Solna. Esos récords están a punto de caer primero cuando Inglaterra comience el torneo en Old Trafford el 6 de julio, y luego de nuevo para la final de Wembley 25 días después.

Los otros ocho estadios también deberían ofrecer grandes afluencias de público: un año antes del torneo, más de 140.000 de las más de 700.000 entradas disponibles se habían comprado en la fase previa de venta antes incluso de que se conociera la lista de partidos. Es probable que se supere con creces la mejor cifra actual de 247.041 asistentes en la fase final de 2017 en Holanda y la media récord de 8.676 espectadores por partido de cuatro años antes en Suecia.