El gran sueño de las danesas

La heroina de la tanda de penaltis ante Francia, la portera Stina Petersen, dijo a UEFA.com que la confianza de Dinamarca en sus opciones fue la clave para alcanzar las semifinales del Europeo femenino de Suecia.

Las jugadoras danesas celebran su triunfo ante Francia
Las jugadoras danesas celebran su triunfo ante Francia ©AFP/Getty Images

El pasado martes, Dinamarca pensaba que su empate 1-1 con Finlandia tras un gol en los últimos minutos de las finlandesas había puesto fin a su participación en el Campeonato de Europa Femenino de la UEFA de 2013. Ahora, las danesas están celebrando su pase a las semifinales después de un partido que fue de la misma manera.

Nadie contaba con que Dinamarca, clasificada como una de las dos mejores terceras de grupo tras un sorteo, pudiera eliminar a una Francia que era la gran favorita para superar esta eliminatoria en Linkoping. Tras ponerse por delante con un gol temprano de Johanna Rasmussen, Francia empató con un tanto de penalti de Louisa Necib en el que Stina Petersen estuvo a punto de detener el balón.

Sin embargo, la tanda de penaltis tuvo una historia diferente, ya que Petersen detuvo el lanzamiento inicial de Necib para Francia, y las danesas contuvieron los nervios para ganar esa tanda de penaltis por 4-2 y lograr el pase a unas semifinales donde se verán las caras con Noruega en Norrkoping el jueves. Unas emocionadas Petersen y Rasmussen hablaron con UEFA.com.

Stina Petersen, portera de Dinamarca
Fue un partido complicado que terminó en penaltis, ¡y ganamos! Es increíble. Yo no creo que las porteras disfrutemos de tener la oportunidad de detener penaltis. No lo veo así. Es la última oportunidad al final de un partido después de la prórroga. Yo solo estaba concentrada en el partido, porque  estábamos con mucha presión. Después cuando acabó el partido, pensé: 'Ahora vienen los penaltis, a ver qué pasa'.

No había estudiado los lanzamientos de Francia. Funcionó bien ante Suecia, así que no investigué nada. Confié en mi instinto. Tras haber tocado con las dos manos el lanzamiento de penalti de Necib en el tiempo de juego, estaba muy cabreada. Lo toqué con las dos manos, y cuando el balón entró me dije: 'No puede estar ocurriendo esto'. Pero la segunda vez conseguí leer su lanzamiento.

Corrimos mucho y jugamos como equipo, apoyándonos unas a otras todo el tiempo, e incorporándonos al ataque cuando podíamos. Creímos en nosotras mismas, y esa es la razón por la que nos clasificamos.

Johanna Rasmussen, goleadora de Dinamarca
¡Fue increíble! Marcamos un gol pero fue muy, muy pronto. Sabíamos que teníamos que luchar por ello. Francia es una extraordinaria selección. Cuando fuimos a la prórroga, queríamos que llegaran los penaltis. Nuestra portera había estado haciéndolo muy bien en los penaltis. Es simplemente increíble, el partido más loco que he jugado nunca.

Estuvimos muy compactas sobre el terreno de juego, y trabajamos en favor de nuestras compañeras. Somos un buen equipo, tenemos que trabajar unas para otras para que todo funcione, y eso ocurrió hoy. Afrontábamos este encuentro con la intención de disfrutar. Estuvimos muy cerca de irnos a casa, así que todas salimos al terreno de juego con la intención de divertirnos y jugar en favor de otras.

Creo que mi gol fue muy, muy importante. Siempre es bonito marcar, pero el gol llegó un poco temprano. Fue magnífico cuando ocurrió. Ni siquiera he tenido tiempo de pensar en Noruega. Este partido fue increíble y me siento muy afortunada de estar en semifinales.

Arriba