Dekkerhus divide a los suyos

La joven centrocampista noruega disputará el partido más importante de su carrera ante Dinamarca el jueves, y la mitad de su familia estará apoyando al rival.

Cathrine Dekkerhus (izquierda) se ríe junto a Elise Thorsnes
Cathrine Dekkerhus (izquierda) se ríe junto a Elise Thorsnes ©Sportsfile

Cuando una jugadora va a disputar la semifinal del Campeonato de Europa Femenino de la UEFA, se espera que tenga todo el apoyo del mundo. Sin embargo, Cathrine Dekkerhus no lo tiene tan claro. La centrocampista noruega disputará el partido más importante de su carrera ante Dinamarca el jueves, y la mitad de su familia estará con el rival.

"Mi madre es danesa, así que he ido muchas veces a Dinamarca y he pasado muy buenos momentos allí. Ella va a estar muy nerviosa. No le gusta que vayamos a jugar ante Dinamarca, pero creo que va a ser divertido. Toda mi familia está allí, y estarán viendo el partido. Hay división en la familia: por parte de mi madre son muy de Dinamarca, así que creo que todas irán con ellas", dijo la centrocampista.

Nacida en Noruega, la jugadora de 20 años hizo su debut internacional el pasado mes de enero, pero ya ha disputado tres partidos en este campeonato, disputando los 90 minutos en la emocionante victoria del Grupo B ante Alemania. "Estoy nerviosa por el partido de mañana. Va a ser un partido muy igualado y muy duro. Cada vez vamos a más y creo que ganaremos a Dinamarca con nuestra velocidad y agresividad", añadió.

Dekkerhus, una de las ocho jugadoras del Stabæk FK en la plantilla de Even Pellerud (otra jugadora del Stabæk, Katrine Søndergaard Pedersen, está en la plantilla danesa), espera que los esfuerzos realizados por las danesas les pasen factura. Y es que sus rivales escandinavas necesitaron de la prórroga y los penaltis para eliminar a Francia en cuartos de final.

"Fue un partido muy complicado y duro para Dinamarca. Es importante que las jugadoras estuvieran corriendo 120 minutos. Respecto a nosotras cuentan con 30 minutos más de recorrido en sus piernas", explicó una Dekkerhus que está estudiando Administración y Dirección de Empresas en la Universidad de Oslo.

"Por supuesto, esperaba que Dinamarca ganara, ya que soy medio danesa y conozco a la selección muy bien. Sabemos que Dinamarca es un buen equipo pero Francia lo es un poco más, con grandes estrellas por lo que estamos contentas con medirnos a Dinamarca. Aún así será un partido complicado", añadió la internacional noruega.

Con raíces en ambos países, Dekkerhus está encantada en que tres equipos escandinavos hayan alcanzado las semifinales, algo que contrasta con lo que sucedió hace cuatro años cuando Noruega fue la única superviviente: "Espero que los países escandinavos vuelvan a estar al mejor nivel. Es bonito ver a tres países entre los cuatro mejores del torneo así que espero que nuestro fútbol siga estando a un gran nivel". Eso es algo en lo que su familia danesa también estará de acuerdo. 

Arriba