Mucha emoción en Polonia

El seleccionador Zbigniew Witkowskidijo dijo que sus chicas creyeron desde el principio en que podían ganar el Europeo femenino sub-17 y Patrycja Michalczyk le dedicó la victoria a la fallecida Irena Półtorak.

Polonia celebra su victoria
©Sportsfile

Zbigniew Witkowski, seleccionadora de Polonia
Esto es un gran éxito. Seguramente nadie lo esperaba. Sin embargo, creí en esto desde el principio y hemos tenido éxito. Hemos logrado lo que soñábamos desde la segunda ronda de clasificación en el Campeonato de Europa, cuando fuimos capaces de superar a grandes selecciones como Noruega e Islandia, y cuando quedamos emparejados con Austria. Por lo tanto estaba seguro de que podíamos ganar el primer partido contra Bélgica, y en la rueda de prensa previa a ese encuentro ya lo comenté. Pero también dije que podíamos ganar el título antes de este encuentro y hemos conseguido el título de campeones de Europa.

Nuestras tácticas se basan ante todo en no dejar a los rivales hacer su fútbol. En la primera parte, comenzamos un poco perdidas pero rápidamente nos metimos en el partido y se nos puso pronto bien de cara. Estuvimos bien en defensa, y al mismo tiempo disfrutamos de nuestras ocasiones de gol. Cuando nos adelantamos en el marcador, tuvimos oportunidades para dejar sentenciada la eliminatoria. Pero no tuvimos puntería y tocó sufrir en la segunda parte.

Sabíamos que Suecia era peligrosa en las jugadas a balón parado, como en los córners, porque sus chicas son poderosas físicamente. Pero en la segunda parte también hemos tenido nuestras ocasiones. Así que echando un vistazo general al encuentro, creo que nos hemos merecido la victoria.

Patrycja Michalczyk, defensa polaca
Lo primero que pensé fue que no había nada que temer. Habíamos visto algunos partidos de Suecia, así que sabíamos cómo jugarían, a quiénes debíamos temer. Básicamente estábamos preparadas y jugamos exactamente como se suponía que debíamos hacerlo. Mis primeras sensaciones fueron lágrimas de alegrías. Grandes lágrimas, en realidad. Recordaré esto durante el resto de mi vida.

Estoy segura de que la lesión de Kasia Gozdek fue una gran pérdida para nosotras. Creo que podríamos dedicar este partido a nuestra jefa, la difunta señora Irena [Półtorak, su ex entrenadora y pionera en el fútbol femenino en Polonia, quien falleció en enero], que espero que nos esté viendo desde arriba y esté muy orgullosa de nosotras y de este gran éxito.

Arriba