Suiza se cita con España

Suiza - Alemania 1-0Un tanto en los últimos compases de Arfaoui metió a las helvéticas en la final y eliminó a la cinco veces campeona Alemania.

Suiza se cita con España
©Sportsfile

Un tanto en el minuto 80 de la suplente Amira Arfaoui para Suiza eliminó a la vigente campeona Alemania del Campeonato de Europa Femenino Sub-17 de la UEFA y metió a las helvéticas en su primera final en la categoría.

Tras un intenso partido en Reikiavik, Arfaoui definió con seguridad la última ocasión suiza cuando parecía inevitable que el encuentro, como la semifinal de España, se fuera a la tanda de penaltis. La número 18 aprovechó una asistencia de Alisha Lehmann tras centro desde la izquierda de Nathalie Lienhard para que las suizas, derrotadas en las semifinales de 2012, se coloquen muy cerca de la gloria. Este emocionante final también supone el fin de la aventura germana hacia su quinta corona femenina sub-17.

Jenny Hipp protagonizó el primer intento ofensivo. Además, la seleccionadora de Suiza Monica Di Fonzo tuvo que sentirse aliviada cuando la máxima goleadora germana Stefanie Sanders erró dos ocasiones claras. Aunque la atacante número 9 no logró convertir ambos balones, el combinado suizo no cambió su plan de ceder la iniciativa ante la superioridad física germana.

La delantera helvética Géraldine Reuteler fue la que animó el ataque de su combinado junto con Alisha Lehmann y Jolanda Stampfli, autora del tanto de la victoria ante Francia y titular este miércoles. Los mejores momentos de Alemania llegaron en jugadas de transición, ya que el equipo alpino no mostró huecos en el juego de posición.

Tras una primera parte propia del juego del 'gato y el ratón', Giulia Gwinn abrió las hostilidades en el segundo acto y Sanders siguió su camino tras una buena jugada de Hipp. Aunque la germana volvió a estar cerca en una nueva ocasión ante la mirada de los 579 espectadores presentes en el campo, Suiza también tuvo sus opciones y exigió lo mejor de la guardameta Vanessa Fischer con un lanzamiento de falta de Naomi Mégroz antes de que Lara Jenzer irrumpiese en el área y forzase una nueva gran intervención de la portera.

En ese momento Suiza comenzó a tirar sus piezas hacia delante, pero Isabella Möller e Hipp volvieron a recordar el arsenal ofensivo de Alemania. También lo hizo Sanders, que se encontró con la guardameta Nadja Furrer, y Mégroz, que se topó con Gwinn. Incluso en el último minuto, Sanders volvió a encontrarse con la portera antes de que el combinado de Di Fonzo diera el golpe de gracia en el último instante.

Monica Di Fonzo, seleccionadora de Suiza
Estamos absolutamente encantados de haber ganado esta semifinal. Es fantástico que 'la pequeña Suiza' se haya clasificado para la final. Y por primera vez. No hay paabras para describir qué sentimos en estos momentos, pero es magnífico. Teníamos un plan y sabíamos que Alemania es un muy bien equipo ofensivo, así que teníamos que tener disciplina defensiva y jugar con inteligencia. Creo que en la segunda parte crecimos como equipo, creíamos en nosotros mismos y nos abrimos. Creamos algunas ocasiones y nos mantuvimos firmes hasta el final. Siempre creímos que podíamos hacerlo.

Anouschka Bernhard, seleccionadora de Alemania
Es decepcionante. Jugamos bien, teníamos un plan de cómo jugar ante Suiza, y no estaba mal, pero el problema llega cuando no marcas, porque eso es lo que cuenta. Así es el fútbol. Suiza tuvo dos ocasiones y media y todo el partido y nosotras siete u ocho, pero lo que cuenta es marcar. Así que felicidades a Suiza, lucharon durante 80 minutos, jugaron con mucho corazón y mucha pasión. Justo después del partido comenté a mi equipo que estaba orgulloso de cómo habían jugado aquí, especialmente por su reacción tras el partido de España, venciendo a Inglaterra. Jugamos muy bien toda la temporada y es complicado no conseguir aquello por lo que has trabajado toda la temporada. Pero estoy orgulloso de ellas. Tenemos algunas buenas jugadoras y espero que esta noche ayude en su desarrollo personal para que puedan afrontar el siguiente paso.

Arriba