España quiere cumplir las expectativas

El seleccionador Ángel Vilda prefiere mantener la cautela en un Grupo B del Campeonato de Europa Femenino Sub-19 de la UEFA en el que deberá enfrentarse a Suecia, Inglaterra y Serbia.

Los entrenadores del Grupo B con la copa.
Los entrenadores del Grupo B con la copa. ©Sportsfile

España es para muchos la selección favorita en el Campeonato de Europa Femenino Sub-19 de la UEFA, pero el seleccionador Ángel Vilda prefiere mantener la cautela, pero es optimista ante el inicio del Grupo B contra Suecia, Inglaterra y la debutante Serbia.

Inglaterra estará ansiosa por restablecer el triunfo logrado en 2009 tras no haberse clasificado en el torneo del pasado verano. La seleccionadora Mo Marley, sin embargo, no se hace ilusiones sobre la prueba que les espera en Turquía y está dispuesto a restar importancia a las expectativas de su equipo antes del debut frente a Suecia el lunes. "No creo que podamos fijar nuestras expectativas en lo que ha ocurrido antes. Que nadie se engañe. Las jugadoras aprecian la dificultad del torneo. Es un proceso de aprendizaje y se trata de ver cómo nos adaptamos".

Suecia, por su parte, llegará a Anatolia en la cresta de la ola tras haberse convertido en la primera selección que evita la participación en la fase final de Alemania. Para el seleccionador Calle Barrling, sin embargo, el torneo tiene que ver con la educación. "Es muy importante para las jugadoras estar siempre atentas y aprender cosas nuevas. La palabra que usamos todos los días es curiosa. Tenemos tres rivales que son equipos muy fuertes y creo que podemos aprender de todos ellos".

Las ganadoras del Campeonato de Europa Femenino Sub-17 en 2010 y 2011, España llega a este torneo bajo mucha expectación. "Tenemos una tradición ganadora con esta selección y estamos aquí para ganar. Vamos a dar lo mejor pero respetaremos a todos nuestros rivales y sabemos que va a ser un trabajo muy duro", declaró Vilda.

Se ha hablado mucho de los valores del fútbol español. Una cultura de paciencia, constante movimiento del balón que ha sentado un precedente en el resto de Europa. De hecho, Vilda es un ferviente creyente de que la continuidad lleva al éxito. "Queremos aprender de lo que logró la selección masculina y queremos continuar su tradición. Queremos que nuestras chicas se pasen el balón entre ellas. Está claro que queremos ganar, pero queremos enseñarles que el movimiento del balón es la tradición de la selección española", prosiguió.

El camino de Serbia hasta Anatolia comenzó con una dura derrota ante Suecia 7-0, pero rápidamente se repuso para asegurar su clasificación. "Somos unos recién llegados así que no tenemos ninguna obligación. Nuestras expectativas es continuar progresando. Esperamos ser capaces de recrear el nivel de juego de la fase de clasificación, e incluso subirlo un poco más. Jugar ante los equipos que hay en este grupo es un gran privilegio para nosotros", afirmó el entrenador Milan Rastavac.