El reto de las gemelas Karlsson

A pesar del poco parecido entre ellas, no hay duda de que Elin y Nellie están muy unidas tanto dentro como fuera del campo, y ambas intentarán ayudar a Suecia a pasar a semifinales.

Las gemelas Karlsson: Elin a la izquierda, Nellie a la derecha
Las gemelas Karlsson: Elin a la izquierda, Nellie a la derecha ©Sportsfile

Colocándose su rubia trenza por encima de su hombro, Elin Karlsson sonríe a su compañera de equipo morena Nellie. Las defensas suecas poseen pocos rasgos físicos en común, pero las une mucho más de lo que parece por fuera; son gemelas.

"No nos parecemos", dice Elin, cuyos ojos azules contrastan con el marrón de los de su hermana, "además Nellie es zurda mientras que yo soy diestra. Pero estamos enormemente unidas. Nellie juega por el lado izquierdo de la defensa, y yo por el centro, así que no podíamos estar más cerca, incluso en el terreno de juego".

Ambas comenzaron a jugar al fútbol a los seis años. A nivel de clubes, ambas comenzaron en la cuarta división en la liga de su distrito local, antes de que Nellie fuera ascendida a la segunda categoría. Naturalmente después le llegó el turno a su hermana. "Sin duda tenemos una conexión que va más allá de lo habitual en las hermanas. Cuando yo sufrí una grave lesión de rodilla que me mantuvo de baja cerca de un año, yo podía ver que Elin también estaba afectada", continuó Nellie.

Elin se mostró de acuerdo: "Sin duda. Era horrible ir a entrenar sin ella, y saber que solo podía ver los partidos desde la grada. Creo que incluso al principio comencé a notar un pequeño bajón en mi rendimiento, pero somos el doble de fuertes cuando lo estamos haciendo bien, porque nos apoyamos la una a la otra, así que así funciona".

Las hermanas Karlsson hablando con UEFA.com
Las hermanas Karlsson hablando con UEFA.com©Sportsfile

Solo han jugado una frente a la otra en una ocasión, y decidieron que tenían que evitar esa situación a toda costa. "Yo todavía jugaba de delantera. Debió ser cuando tenía unos 13 años. No fue una gran experiencia. Es imposible no sentirlo por el equipo perdedor cuando en él juega tu hermana, o estar feliz en el caso contrario", recordó Nellie.

Para Elin, que llegó a la selección en septiembre, el Campeonato de Europa Femenino Sub-19 es su primera fase final. Nellie, sin embargo, es una veterana, y ya disputó el torneo de 2013. "Nellie estuvo en Gales en la fase final del pasado año. Yo estaba muy orgullosa por su contribución. Realmente quería experimentarlo por mí misma, así que cuando llegué al equipo hice propia esa ambición", explicó Elin.

Las gemelas fuera de la sede del torneo
Las gemelas fuera de la sede del torneo©Sportsfile

Tras la ronda élite y la memorable victoria sobre la vigente campeona Francia, Elin pidió a su hermana consejo sobre qué esperar en la fase final. "Me dijo muchas cosas sobre lo que ocurriría en un entorno como este. Dijo que sería una bonita experiencia en la que poder hacer amigos, pero que el reto es complicado, y eso es exactamente lo que me he encontrado. Hay mucho en juego cuando estás a este nivel", explicó Elin.

La victoria de Suecia sobre Inglaterra por 2-0 en su primer partido fue contrarrestada con su derrota por 2-0 ante España el viernes. Su último encuentro será ante la selección que lidera el Grupo B, la República de Irlanda, y será un partido en el que ambas selecciones estén obligadas a ganar, por lo que será la prueba más dura hasta ahora. "Creo que el partido de Irlanda será complicado. Ellas también tienen mucha presión. Tenemos que ganar por dos goles, y creo que podemos hacerlo", señaló Nellie.

Su hermana también lo cree: "Nuestros dos primeros partidos fueron difíciles, creo que fuimos mejores en el partido ante Inglaterra, pero España fue mejor rival que Inglaterra. Sin duda este lunes tenemos más que demostrar".

Arriba