Miedema, la goleadora holandesa

La heroína de la selección holandesa gracias a su 'hat-trick' ante Irlanda en las semifinales será una de las principales preocupaciones de la selección española en la final del domingo.

Vivianne Miedema celebra el pitido final en las semifinales del jueves
Vivianne Miedema celebra el pitido final en las semifinales del jueves ©Sportsfile

"Me trajeron aquí para marcar goles. Pienso que están contentos conmigo ahora".

Vivianne Miedema es una maestra de la sutileza. Sus tres goles en la victoria por 4-0 ante la República de Irlanda en las semifinales del jueves fueron celebrados con más entusiasmo por sus compañeras en cada diana, pero la atacante de 18 años no pasó de la sonrisa y el brazo levantado. El gol parece muy sencillo para ella. "Bueno sí, por eso me convertí en una delantera", comentó.

"El primero no fue uno de mis goles más bonitos, pero fue muy importante, porque las irlandesas se vinieron abajo un poco. Fue muy importante marcar tan rápido porque no queríamos que comenzasen a confiar en ellas misma". Fue un duro revés, pero las irlandesas tenían una buena racha de remontadas en este Campeonato de Europa Femenino Sub-19 de la UEFA, ya que dos de sus tres triunfos llegaron tras comenzar perdiendo.

Incluso un segundo tanto "maravillosamente ejecutado" de Jeslynn Kuijpers en el minuto 34 tampoco pudo sentenciar el encuentro, ya que una serie de fotógrafos colocados tras la portería holandesa en la segunda parte pronosticaban una remontada que nunca llegó. "Nos fuimos al vestuario con dos goles de ventaja. Sabíamos en el segundo tiempo tendrían que volcarse más y que nosotras tendríamos más espacios", explicó Miedema.

La atacante del FC Bayern München, autora de dos goles ante Escocia anteriormente, explotó estos espacios a los tres minutos de la reanudación. "Cuando llegó el tercer tanto ya sabíamos que ganaríamos el partido, y eso fue una gran sensación", explica con una sonrisa. "Entonces llegó el cuarto, el de mi 'hat-trick', que fue bastante fácil. Nuestra defensa [Lucie Akkerman] cedió el balón y Jill [Roord] sólo puso la cabeza. Para mí fue sencilla la finalización".

"Con la diestra o con la zurda. Para mí es lo mismo. Sólo disparo con la pierna más cercana, y si tengo que usar la cabeza, entonces la uso. Aunque he estado limitado a cabezazos defensivos en este torneo". Y por qué no celebrará mucho los goles. Aquí tenemos su respuesta: "Por supuesto que estoy feliz, pero bajo un poco a la tierra y lo celebro con un poco menos de entusiasmo que las demás. Así soy yo". Y así es Miedema.

Arriba