UEFA.com funciona mejor en otros navegadores
Para la mejor experiencia posible, recomendamos usar Chrome, Firefox o Microsoft Edge.

Giorgio Chiellini se retira del fútbol con Italia disputando la Finalissima contra Argentina – entrevista

"Me siento feliz por lo que he conseguido y con un poco de orgullo", dice el defensa italiano, que se prepara para colgar las botas tras el encuentro de la Finalissima contra Argentina.

Giorgio Chiellini, leyenda de Italia
Giorgio Chiellini, leyenda de Italia Getty Images

Tras despedirse de su club en mayo, Giorgio Chiellini se prepara para disputar su partido 117 con la selección italiana, el cual también será su último con el combinado nacional. La campeona de Europa enfrentará a su homóloga sudamericana en la primera edición de la Finalissima en Wembley.

El defensa central, dos veces subcampeón de la UEFA Champions League con la Juventus, alcanzó otro nivel futbolístico el pasado verano cuando capitaneó a la 'Azzurra' hasta la gloria en la fase final de la UEFA EURO 2020. Ahora que se prepara para volver al escenario de ese triunfo, y el jugador de 37 años ha contado a UEFA.com cómo se siente al decir adiós.

Resúmenes en vídeo
Ver más
Messi, Jorginho, Di María, Chiellini y más: Finalissima

Sobre su adiós en el fútbol internacional en la Finalissima

Es hermoso. Argentina tiene jugadores excepcionales. Es obvio que el primero que se te viene a la cabeza es [Lionel] Messi, pero los demás que le rodean son fantásticos, no han ganado [la Copa América] por casualidad.

[Messi es] un icono del fútbol. No me corresponde decir si es el mejor de todos los tiempos o no. Será un placer jugar mi último partido con la selección contra él. He tenido la suerte de enfrentarme a él en varias ocasiones y, por suerte, a menudo me ha ido bien. Enfrentarse a grandes jugadores como él y hacerlo bien es cuestión de suerte: si él y su equipo aciertan el día, son imparables.

¿Cómo de brillante es Giorgio Chiellini?
Cuando Italia levanta la copa de campeón...

Sobre su trayectoria con Italia

Ha sido, sin duda, mejor de lo que podía imaginar. Cuando eres un niño, sueñas con jugar en la selección nacional, porque eso es lo máximo. La idea de poder jugar más de 100 partidos a lo largo de 18 años, ser capitán y levantar una copa tan importante como la que levanté el año pasado en Wembley fue la guinda del pastel.

Espero que [los aficionados] me recuerden como una buena persona. Una persona que personifica [ciertos] valores. En el campo tengo mis puntos fuertes y mis puntos débiles, y algunos recordarán ambos. A la larga, siempre recordarán las cosas buenas, es normal.

Finalissima: qué ver
 Chiellini celebra la victoria con Italia en el Eurocopa sub-19
Chiellini celebra la victoria con Italia en el Eurocopa sub-19AFP via Getty Images

Qué echará de menos cuando deje el fútbol

Lo que más voy a echar de menos es el vestuario. Primero era joven, ahora soy más maduro. Pero me divierto con los jóvenes. Me dan energía y me siento muy bien compartiendo el vestuario con ellos. Por supuesto, fuera del campo tenemos vidas completamente diferentes debido a la diferencia de edad. Pero también por la energía y la ligereza que tienen. Sin duda, echaré de menos toda esa dinámica.

¿Qué le diría a mi yo más joven? Que trabaje siempre con pasión, que intente mejorar y que se divierta. Es un trabajo, pero es el mejor pasatiempo y la mejor diversión que un niño puede soñar. Siempre tiene que haber un equilibrio en todo, en la vida y en el fútbol. Sólo si hay equilibrio, y eres capaz de gestionar las cosas de la manera correcta y en el momento adecuado, puedes cometer los errores que cometerá un chico joven.

Chiellini se despide los aficionados de la Juventus
Chiellini se despide los aficionados de la JuventusJuventus FC via Getty Images

Qué sentirá con el pitido final

Acabo de vivirlo con la Juventus, así que más o menos sé lo que me espera. Es una segunda despedida; han sido los dos amores de mi vida, dos grandes historias de amor. He jugado 17 años en el Juventus y 18 en la selección nacional, han sido una gran parte de mi vida.

Estoy en paz. Me siento feliz por lo que he conseguido y un poco orgulloso por lo que he logrado en mi carrera. Pero más que eso, estoy orgulloso de los valores fundamentales que he transmitido, y del cariño que me profesa la gente que he conocido desde 2004 - o incluso desde 1999 con la selección sub-15 - hasta ahora.