Zinédine Zidane: "Siempre fui fiel a mi filosofía de juego"

En una exclusiva entrevista para el informe técnico de la UEFA Champions League 2017/18, Zinédine Zidane, que llevó al Madrid a levantar tres títulos de manera consecutiva, analiza las claves de su gesta.

Zinédine Zidane logró tres títulos consecutivos con el Real Madrid
Zinédine Zidane logró tres títulos consecutivos con el Real Madrid ©Getty Images

La ciudad de Madrid todavía estaba de celebraciones cuando Zinédine Zidane, con su habitual elegancia y aplomo, anunció que era "hora de que otra voz se escuchara en el vestuario". Su salida llevó a otra dimensión la expresión de marcharse en lo alto. Y es que ningún entrenador, ni siquiera en el Real Madrid que consiguió seis títulos consecutivos al inicio de la competición, había logrado encadenar tres entorchados seguidos.

Zinédine Zidane después de la final contra el Liverpool en Kiev
Zinédine Zidane después de la final contra el Liverpool en Kiev©Getty Images

Todo se empezó a gestar en 2014, cuando se sentó al lado de Carlo Ancelotti en el banquillo blanco en la final disputada en el Estádio do Sport Lisboa e Benfica. Tras su primer título como técnico dos años después, el informe técnico comentaba: "El impacto del debutante puede que se deba más a la gestión de grupo que a temas tácticos". El propio Zidane insistió: "Todo trata de la unidad, del esfuerzo, del compañerismo y, cuando hay que jugar, dejarlo todo en el campo". En esta entrevista deja claro que siguió leal a esos principios".

¿De cuál de los tres títulos está más orgulloso, y por qué?

Los tres fueron fantásticos. Fueron especiales por razones diferentes. El primero sobresale porque fue el primero para mí como entrenador. El segundo fue simbólico e intenso, con el partido ante la Juventus en el que realizamos una gran segunda parte. Y el tercero puso la guinda a mis tres temporadas en el Real Madrid.

Su tercer título, en 2017/18, fue el resultado de algunas actuaciones muy contundentes y muy sólidas fuera de casa contra oponentes de primera clase. ¿Cuál fue, en su opinión, la clave de ese éxito?

Siempre permanecí fiel a la filosofía futbolística que transmití a mis jugadores, independientemente de quiénes fueran nuestros oponentes.

Por el contrario, fueron más vulnerables en casa. ¿Sabe por qué sucedió eso? ¿Cree que los equipos visitantes fueron un poco más atrevidos en la UEFA Champions League esta temporada?

Muy a menudo, logramos resultados muy buenos lejos de casa, lo que podría explicar una ligera pérdida de concentración durante los siguientes partidos de vuelta. Al mismo tiempo, nunca tuve la impresión de que el equipo entrara en pánico. Cuando trabajas con jugadores de alta calidad, saben cómo administrar esos períodos de juegos cuando no estás jugando bien, y vuelven rápidamente a la normalidad. ¡Mi trabajo era mantener a la gente tranquila!

¿Qué piensa del Tottenham, que os ganó y encabezó el grupo?

Son un buen equipo joven, bien equilibrado y muy comprometido. No logramos que nuestro juego funcionara o ni supimos sufrir cuando estábamos atrás. Sin embargo, en última instancia, ese rendimiento deficiente nos ayudó a ser más fuertes, ya que nos aseguramos de aprender esa lección como equipo.

¿Y qué me dice de la Juventus, el único otro equipo que derrotó al Madrid?

Ese fue definitivamente un caso en el que pensamos que ya teníamos la eliminatoria resuelta. Esa es la belleza del fútbol, incluso al más alto nivel. Debes recordar que una eliminatoria nunca termina hasta que se acabe, incluso si parece que tienes una ventaja cómoda. Debes asegurarte de evitar cualquier pérdida de concentración centrándote en tu plan de juego.

¿Fue difícil seleccionar un equipo y decidir sobre las tácticas para la final? Su once titular fue el mismo que en Cardiff, pero el equipo parecía estar configurado de una manera diferente. ¿Hasta qué punto fueron sus instrucciones diferentes del año pasado?

Nuestro plan de juego fue realmente diferente. No jugamos en una formación de rombo, como lo hicimos en Cardiff. Le pedí a Isco que cayera al centro del campo, y jugamos con dos delanteros. También buscamos ocupar espacios empujando a Marcelo hacia arriba. Tenía mucha libertad para subir, con Sergio Ramos proporcionando cobertura defensiva en su lado.

Los mismos 11 jugadores comenzaron la final de Cardiff en 2017, y nueve de esos jugadores también habían comenzado la final de Milán en 2016. ¿La estabilidad y la gran experiencia son la clave para usted? ¿En qué medida?

No hay dudas sobre eso. La experiencia siempre marca la diferencia en las principales competiciones, ya que a los jugadores les resulta más fácil dar un paso al frente.

La gente que ve sus partidos elogia el equilibrio que Casemiro, Modrić y Kroos le dan al equipo en el centro del campo. ¿Puede contarnos un poco más sobre sus respectivos roles?

Le pedía a Kroos y Modrić que defendieran presionando e intentando negarle el espacio a nuestros oponentes, mientras que Casemiro nos dio equilibrio en todo el campo al proporcionar cobertura para los mediocampistas que presionan. Su papel fue clave, tanto en el suelo como en el juego aéreo.

¿Cómo definiría a un delantero moderno? Benzema a menudo es criticado, pero ¿qué piensa del trabajo que hizo para el equipo?

Karim fue importante para el equilibrio del equipo en términos de cómo quería que el equipo atacara. Ayudó a implementar nuestro juego de posesión jugando con sus compañeros de equipo. Se pone a disposición del grupo y es un verdadero jugador de equipo.

¿Es importante la posesión?

Cuando tienes el balón, no estás tratando de recuperarlo, por lo que normalmente estás en menos peligro. También puedes hacer que tus oponentes corran y les resulte cansado. Sabiendo que mis jugadores tenían las habilidades necesarias, sentí la obligación de fortalecer nuestra identidad como un equipo basado en la posesión, no posesión por el bien de la posesión, sino posesión con el objetivo de atacar a nuestros oponentes. ¡Al mismo tiempo, tener posesión no es garantía de victoria!

¿En qué medida depende del análisis, tanto de los rivales como de su propio equipo? ¿Cómo se comunica ese análisis a los jugadores? ¿Cuánto tiempo pasa hablando de lo que los rivales podrían hacer?

En el Real Madrid, mi cuerpo técnico y yo solíamos pasar tiempo en el análisis a nivel de equipo, pero limitábamos lo que transmitíamos, ya que quería que nuestro equipo siguiera centrado en nuestro propio juego. Sin embargo, pasaba tiempo en el análisis individual durante la semana, y tenía una conversación con cada jugador antes de cada partido.

El Liverpool trajo un poco de aire fresco a la competición. ¿Cuáles son, desde su punto de vista, las virtudes de su estilo de juego? ¿Qué problemas creía que plantearía Liverpool en la final?

Son un equipo de contraataque que hace mucha presión y son muy rápidos para llevar la pelota a sus tres delanteros cuando ganan la posesión. También son un equipo que nunca se da por vencido.

¿Dio a Marcelo y el resto de la defensa alguna indicación especial antes del partido pensando en el tridente del Liverpool, especialmente por Mohamed Salah?

¡Para nada! Nuestro juego siempre fue el mismo sin importar el rival al que nos enfrentásemos. Sin embargo, le dijimos a los jugadores sobre las características individuales de los rivales, para que estuviesen atentos a las cosas específicas que hacían esos jugadores. No quería hacer mucho eso, ya que prefería que mis jugadores se centraran primordialmente en nuestro juego.

Durante las últimas temporadas, las personas que veían los partidos del Real Madrid alababan y comentaban las actuaciones de Marcelo y Dani Carvajal, resaltando su importancia en el equipo. ¿Cómo de importante son los laterales en general, y cómo de importante fueron ellos dos en su equipo?

Eran una parte muy importante de nuestro sistema, ya que tenían la capacidad de hacer algo inesperado y crear incertidumbre en la mente de nuestros oponentes. Cuando la pelota iba a una de las bandas, siempre existía la posibilidad de que algo sucediera. De hecho, a menudo conseguimos romper la defensa de los equipos manteniendo la pelota y realizando jugadas por las bandas.

Con Ronaldo y Sergio Ramos, usted tuvo a dos jugadores extraordinarios en ambas partes del campo. ¿Nos puede decir un poco más sobre cada uno de ellos, sobre sus habilidades de liderazgo, su importancia en sus compañeros y para usted, como entrenador, contar con ellos dentro y fuera del campo?

Ambos son jugadores con mucha energía e influencia dentro de la plantilla. Sergio Ramos es un líder natural y una gran presencia en el vestuario, mientras que Cristiano Ronaldo es un líder en el campo que inspira a sus compañeros de equipo. Se complementan bien el uno con el otro.

¿Hasta qué punto el trabajo de entrenador es diferente en la UEFA Champions League? ¿Los retos son iguales que en la Liga?

Para mí no hay ninguna diferencia. Siempre me he preparado para todos los partidos con el mismo nivel de implicación. En cualquier evento, eres el entrenador del Real Madrid, tienes que ganarlo todo mientras mantienes un cierto nivel de juego. Esa es mi filosofía.

¿Cuáles fueron las lecciones más importantes que aprendió durante sus tres exitosas campañas?

Cuando trabajas con jugadores talentosos y experimentados, lo más importante es mantener la calma. Eso era lo que yo necesitaba cuando era jugador, por lo que es el enfoque que intento adoptar.

Algunas personas juegan golf, mientras que otras leen. ¿Cómo escapa del estrés que tiene un entrenador?

Hago deportes y me gusta leer. También paso tiempo con mi familia, eso es muy importante para mí.

Arriba