2001/02: Zidane da 'la novena' al Madrid

Un golazo del francés en Hampden Park dio la victoria al Madrid ante el Leverkusen en el año del centenario de los blancos.

2001/02: Zidane da 'la novena' al Madrid
2001/02: Zidane da 'la novena' al Madrid ©Getty Images

Bayer 04 Leverkusen - Real Madrid CF 1-2
(Lúcio 13'; Raúl 8', Zidane 45')
Hampden Park, Glasgow

Setenta y dos equipos. Ciento noventa y siete partidos. Diez meses. Un ganador. Un largo y tortuoso camino con Glasgow como destino. Pero el Real Madrid CF estaba preparado. La recompensa para Vicente del Bosque sería su segunda UEFA Champions League, después de la conseguida en 2000. El Madrid lideró su primer grupo, quedando la Roma en segundo lugar. Marcó también el paso en la segunda fase, siendo el primer equipo clasificado de los ocho últimos.

La amenaza era el Bayern 04 Leverkusen. Los hombres de Klaus Toppmöller habían enterrado en cuartos las posibilidades del Liverpool FC con muchas dificultades. Con la victoria en Anfield, habían apartado a los ingleses del camino a la semifinal. Un gol tardío del defensa internacional brasileño Lucio puso el 4-3 en el marcador a favor del Leverkusen. Su próximo rival sería el Manchester United FC, que sucumbió tras el gol de Neuville que ponía el 1-1 en el campo de los alemanes. Mientras tanto, el Madrid había dejado en la cuneta al FC Bayern München, y después a base de clase y carácter consiguió pasar ante el FC Barcelona, en una semifinal denominada como “el partido del siglo” por la prensa española. Zinedine Zidane y Steve McManaman decidieron el encuentro con dos goles que silenciaron el Camp Nou y dejaron el cómputo global de la eliminatoria en 3-1.

Zidane estaba motivado para el partido en Hampden Park. Después de que Lucio igualara el tempranero tanto de Raúl González, el internacional francés anotó un gol digno de ganar cualquier final: una brillante volea en el minuto 44 antes del descanso. El Madrid se proclamaba campeón en el año de su centenario, su noveno triunfo en esta competición. El Leverkusen conseguía el subcampeonato en su liga y en la copa por segunda vez consecutiva.