UEFA.com funciona mejor en otros navegadores
Para la mejor experiencia posible, recomendamos usar Chrome, Firefox o Microsoft Edge.

Mourinho ya piensa en la final

El entrenador del Oporto no quiere dormirse en los laureles pese al triunfo de sus jugadores en Riazor.

Por Graham Hunter en La Coruña

Para el técnico del FC Porto José Mourinho no es todavía momento de celebraciones pese a haber derrotado al RC Deportivo La Coruña por 0-1 en Riazor, y pide a sus hombres que mantengan la concentración y vayan a la final para ganar la UEFA Champions League.

Elogios de Mourinho
El entrenador portugués contribuyó a la victoria con una clase de maestría táctica pero atribuyó el mérito a su equipo que, como dijo Mourinho, siguió sus palabras al pie de la letra: "No quiero faltar el respeto a los equipos portugueses que en el pasado han ganado la Copa de Europa, pero nosotros nos habíamos acostumbrado a ver la final de la Champions League por televisión", declaró el técnico luso.

Oportunidad de brillar
"Ahora mi equipo está en la final y eso me hace sentir bien, pero no nos lo han regalado. Hemos tenido que ganar a equipos importantes para llegar hasta aquí y ahora mis jugadores tienen la oportunidad de hacer historia", añadió.

Plan sorpresa
El plan de Mourinho incluyó la sorpresa de sacar de inicio al luchador Derlei en lugar de Benni McCarthy, que no está en su mejor forma, y marcar al organizador del Deportivo Juan Carlos Valerón con el magnífico Costinha. El técnico de 40 años reconoció que sus jugadores y él dedicaron los cinco días previos al partido a rematar los últimos detalles para lograr este triunfo.

Victoria merecida
"Nuestra idea era dominar el partido. Si no podíamos lograrlo, el plan "b" era, por lo menos, controlar el juego. Vinimos a ganar y al final lo conseguimos, sin ni siquiera perder el control del encuentro. Mi opinión es que incluso los seguidores del Deportivo probablemente se marcharon pensando que ganó el mejor equipo", prosiguió.

Objetivo: La final
"El Deportivo estaba tan cerca de la final que estoy seguro de que pensaban que no íbamos a poder eliminarlos. Pero mis jugadores lo hicieron muy bien, siguieron todas las instrucciones que habíamos acordado y ahora estamos en la final, que es donde queríamos llegar al principio de temporada", dijo.

Costinha, clave
El concienzudo marcaje y el talento organizativo de Costinha fueron la base sobre la que el Oporto fue construyendo su victoria. Anulando el talento de Valerón consiguieron evitar que el dominio y la posesión con la que el Depor había eliminado a la Juventus y al AC Milan en las dos últimas fases, llegara a los extremos Víctor Sánchez y Albert Luque, dejando a Walter Pandiani muy sólo en la punta de ataque.

Importante papel
Cuando comenzó la segunda mitad fue la pareja formada por Deco y Derlei la que recurrió a sus habilidades para demostrar su instinto devorador. Sin embargo, Costinha fue la clave en un apretado primer tiempo y mereció los aplausos de la afición y sus compañeros al final del encuentro.

Espíritu de equipo
Costinha dijo: "El entrenador nos ha enseñado muy bien que si ganamos, ganamos todos, y si perdemos, también lo hacemos todos. Se ha visto que muchos grandes equipos que no han jugado de esta forma, no han llegado a las últimas fases. Pero algunos equipos que no tienen tanto nombre, y sí juegan como un equipo, están aquí."

Duro rival
"Somos el mismo grupo de jugadores que empezó con ambición y que ahora ha llegado a la final. Pero hay que destacar que Valerón es un jugador muy bueno, y que tuvo una gran oportunidad de marcar esta noche. Afortunadamente no lo hizo, pero el Deportivo siguió siendo un equipo difícil de ganar, y el técnico sabía bien de las decisiones que debía de tomar", dijo.

Sergio, desolado
El centrocampista del Deportivo Sergio González expreso la profunda decepción que sentía él y todo el equipo. "No sé si es lo peor que me ha pasado en mi carrera, pero la verdad es que se acerca", dijo. Su entrenador, Javier Irureta, apenas se quejó, y reconoció que habían perdido una igualada batalla ante un buen equipo.

Expulsión de Naybet
"Creo que podíamos haber ganado el partido si hubiéramos sido más pacientes. Pero el penalti cambió todo y dejó mudos a nuestros seguidores. Después Nourredine Naybet fue expulsado y eso también desanimó a nuestra leal afición. Siento mucho, por la afición y por los jugadores, que no vayamos a estar en la final. Quizás suceda la próxima temporada", dijo Irureta.