UEFA.com funciona mejor en otros navegadores
Para la mejor experiencia posible, recomendamos usar Chrome, Firefox o Microsoft Edge.

Nueva decepción blanca

FC Bayern München - Real Madrid CF 2-1
(Global: 4-4 El Bayern se clasifica gracias al valor doble de los goles marcados fuera de casa)

El Madrid volvió a caer en octavos.

El Real Madrid CF ha caído eliminado en octavos de final de la UEFA Champions League por segundo año consecutivo. El conjunto blanco perdió por 2-1 ante el FC Bayern München, que anotó el gol más rápido de la historia de la competición por medio de Roy Makaay a los 11 segundos. Lucio puso el 2-0 al rematar de cabeza un saque de esquina y Ruud van Nistelrooy acortó distancias desde el punto de penalti.

Comienzo soñado
Roy Makaay adelantó a los alemanes en apenas 11 segundos de juego, lo cual resulta todavía más sorprendente porque fue el Real Madrid el que sacó de centro. Roberto Carlos perdió un balón de forma incomprensible ante Hasan Salihamidžić, que se internó por banda derecha y asistió al delantero holandés, que batió a Iker Casillas con un certero disparo cruzado.

Desconcierto
Con un planteamiento claramente defensivo, ya que el centro del campo lo conformaban Mahamadou Diarra, Emerson y Fernando Gago en un hasta ahora inédito ‘tribote’, el Real Madrid se encontró desbordado por el rápido gol y se vio obligado a jugar de forma totalmente contraria a lo previsto. El Bayern, por su parte, trataba de aprovechar los errores de los blancos y atacar de forma rápida y vertical. En el minuto 20, y tras un saque de falta de Roberto Carlos, Makaay asistió a Lukas Podolski, que arrancó desde el centro del campo y se plantó solo ante Casillas, solo que esta vez el internacional español detuvo el disparo.

Casillas, salvador
Obligados por el marcador adverso, los blancos intentaban con escaso éxito adueñarse del balón y ganarle terreno al Bayern, que seguía encontrando muchísimos espacios a la contra. Makaay pudo anotar el segundo en un nuevo mano a mano con Casillas, que volvió a responder de forma magnífica. Fabio Capello decidió no esperar más y dio salida a Guti en Lugar de Emerson en el minuto 32. La salida del canterano pareció dar resultado y en los últimos compases de la primera mitad el Madrid gozó de buenas ocasiones para haber empatado, aunque llegó con el 1-0 al descanso.

Susto
Para la segunda mitad, Capello puso en liza a Antonio Cassano en lugar de Gonzalo Higuaín. Mark van Bommel pudo protagonizar una acción muy similar a la de la primera parte, pues, a los 30 segundos, se plantó solo ante un majestuoso Casillas, que volvió a desbaratar la ocasión alemana. El recién salido Cassano también tuvo una buena ocasión en los primeros minutos tras una buena internada en el área, pero su disparo salió muy desviado. En el minuto 55, un remate de cabeza de Ruud Van Nistelrooy obligó a Oliver Kahn a responder con una gran estirada.

Sentencia del Bayern
Roberto Carlos se convertiría en el triste protagonista de la noche, ya que un nuevo error suyo propició un córner que daría lugar al 2-0 para los alemanes. Lucio se elevó poderoso en el segundo palo y sentenciaba el encuentro con un remate picado en el 66’. Apenas dos minutos después, Salihamidžić pudo volver a marcar de cabeza tras un saque de falta.

El gol de la esperanza
En el minuto 80, Robinho era derribado dentro del área y Van Nistelrooy anotaba el consecuente penalti. Antes de lanzamiento, Van Bommel y Diarra eran expulsados tras una disputa verbal, dejando al Madrid con diez minutos para lograr una remontada casi épica. Sin embargo, el Bayern manejó mejor los minutos finales y estará presente en el sorteo del viernes en Atenas.