UEFA.com funciona mejor en otros navegadores
Para la mejor experiencia posible, recomendamos usar Chrome, Firefox o Microsoft Edge.

El gran dilema del Liverpool

Teniendo enfrente a un jugador como Kaká, la duda es: ¿defensa al hombre o en zona? Benítez tiene la respuesta.

Cuando se es entrenador y se tiene enfrente a Kaká siempre surge la misma duda: ¿utilizo un jugador para marcarle al hombre o no cambio mi estilo de juego y le defiendo como al resto del equipo rival? Si se hace lo primero, se pierde a un jugador en el centro del campo, pero si se opta por la segunda opción, la defensa puede quedar a merced de uno de los mejores jugadores del mundo.

Aversión al riesgo
El técnico del Liverpool, Rafael Benítez, probablemente opte por la segunda opción para intentar derrotar nuevamente al AC Milan en una final de la UEFA Champions League. "Sabemos que Kaká es un magnífico futbolista pero no haremos marcajes individuales. Defendemos en zona y tratamos de llevar el control del partido", dijo Benítez. Tras esta noche sabremos si el español ha acertado en su elección, aunque lo cierto es que los números no están del lado del técnico. Kaká sufre una defensa al hombre en la Serie A, y tan sólo ha conseguido marcar ocho goles en 31 partidos. En Liga de Campeones, donde habitualmente los rivales defienden en zona, el brasileño acumula diez tantos en 14 encuentros. "En Europa no hay marcajes individuales y estoy seguro que ante el Liverpool ocurrirá lo mismo", dijo Kaká.

Letal
Kaká ha sido especialmente decisivo ante equipos británicos esta temporada. En octavos de final logró el único tanto de la eliminatoria frente al Celtic FC, para después conseguir tres goles en la victoria por 5-3 en semifinales ante el Manchester United FC. "No sé si hay alguna razón concreta, pero siempre hago buenos partidos ante equipos británicos y espero volver a tener la misma suerte el miércoles", dijo el brasileño. Pero para el técnico del Milan, Carlo Ancelotti, el Liverpool no es el prototipo de equipo inglés. "Creo que el único conjunto típicamente británico al que nos hemos enfrentado hasta la final es el Celtic. El Manchester tiene un estilo netamente ofensivo, mientras que el Liverpool basa su juego en una sólida defensa y en rápidos contragolpes. Contra ellos no vamos a tener ls mismos espacios que ante el United", dijo Ancelotti.

Peligro
Espacio es precisamente lo que no se le puede dejar a un futbolista como Kaká, y eso lo sabe Benítez mejor que nadie. En la primera parte de la final de 2005, el brasileño llevó el peso del partido y el Milan se fue al descanso con un 3-0 a favor. Fue entonces cuando el técnico del Liverpool dio entrada a Dietmar Hamann para apuntalar el medio del campo y consiguió equilibrar el partido. Por otro lado, si se pone especial atención en frenar a Kaká, futbolistas como Clarence Seedorf pueden aprovecharse de las circunstancias para generar opciones en ataque. Tanto si es al hombre como si es en zona, lo que está claro es que el centrocampista Javier Mascherano tendrá que multiplicarse en labores defensivas. Si falla, entrarán en acción los centrales Jamie Carragher y Daniel Agger, que tratarán de evitar que Kaká pueda dar una nueva exhibición de su calidad.