El regreso del fútbol: UEFA está preparando una vuelta segura de sus competiciones de élite.
Más información >

 

Remontada y clasificación del Debrecen

Debreceni VSC - FC Levadia Tallinn 3-2 (Global: 4-3)
El campeón húngaro logró el pase en un emocionante encuentro ante un rival que terminó con diez hombres.

László Rezes (Debreceni VSC)
László Rezes (Debreceni VSC) ©UEFA.com

El campeón húngaro, el Debreceni VSC, se impuso en una emocionante eliminatoria al FC Levadia Tallinn y se enfrentará en la tercera ronda de clasificación en la UEFA Champions League al FC Basel 1893.

El Debrecen llegó al decisivo partido de vuelta con la eliminatoria igualada después del 1-1 de la ida gracias al tanto de László Rezes al final del encuentro. En la vuelta no lo tuvo mucho más fácil y hasta en dos ocasiones tuvo que remontar la eliminatoria. Konstantin Nahk puso al equipo visitante por delante en el 3' pero después su equipo perdió la iniciativa en el marcador. Finalmente Péter Szakály puso al Debrecen por delante en el 55', un tanto que permite a su equipo a la siguiente fase.

Las esperanzas del Levadia se diluyeron cuando Deniss Malov vio la segunda tarjeta amarilla a falta de 16 minutos para la conclusión del partido, aunque durante buena parte parecía ser la noche de equipo estonio. Nahk abrió el marcador con un brillante lanzamiento de falta que se coló por la escuadra y ante el que nada pudo hacer Mindaugas Malinauskas. A continuación los visitantes se pusieron a la defensiva y Yannikc Mbengono forzó un penalti después de una falta de Maksim Podholjuzin en el 24'.

Adamo Coulibaly lanzó la pena máxima pero se encontró con la mano de Martin Kaalma aunque el delantero cogió su propio rechace para poner el empate. Ocho minutos más tarde el Debrecen se puso por delante gracias al gol de Mbengono tras una buena combinación con Coulibaly. Cuando la eliminatoria parecía controlada por el Debrecen llegó el segundo tanto visitante, Vitali Leitan condujo el balón y conectó  con Vladislav Ivanov quien puso el empate. Con ese gol el Levadia estaba clasificado gracias al valor doble de los goles marcados a domicilio pero la alegría no les duro mucho puesto que Szakály, dos minutos más tarde, puso el definitivo 3-2 al rematar con calma después de un inteligente taconazo de Coulibaly.

Arriba