Un héroe sin palabras

Sölvi Ottesen dijo que no podía describir lo que sentía tras anotar el gol que dio al Copenhague el pase a la fase de grupos de la Champions por segunda vez en su historia.

Solvi Ottesen (FC København)
Solvi Ottesen (FC København) ©Getty Images

Tras anotar el gol que dio al FC København una plaza en la fase de grupos de la UEFA Champions League por segunda vez en su historia, el fichaje de este verano Sölvi Ottesen apenas podía expresar su emoción en palabras.

En una igualada primera mitad ante el Rosenborg BK, llena de oportunidades falladas por los locales, y la más extraña para los visitantes, Ottesen se echó al equipo a la espalda cuando decidió al aprovechar un largo centro al área de Claudemir. El resultado fue un perfecto remate de cabeza que no sólo aseguró la presencia del equipo de Ståle Solbakken en el sorteo de este jueves gracias al valor doble de los goles conseguidos en campo contrario, sino que quizá también provocó que Ottesen permanezca para siempre en el corazón de los aficionados del Copenhague, que han visto a su equipo caer en la última fase de clasificación en dos de las últimas tres temporadas.

"Las celebraciones fueron fantásticas. Es un sueño para cualquier jugador llegar hasta la fase de grupos de la UEFA Champions League. No puedo describir las sensaciones que tengo y cómo estoy ahora mismo, pero es maravilloso. Disfrutaremos de esto", dijo el jugador de 26 años a UEFA.com. Ottesen, que fichó por el Copenhague en junio procedente del SønderjyskE, no podía haber elegido mejor momento para anotar su primer gol con su nuevo club. "Fue una sensación increíble. Éste era el partido más importante de mi carrera, así que marcar el gol de la victoria es fantástico", explicó el internacional islandés.

El Copenhague está en lo más alto de la Danish Super League con 16 de 18 puntos posibles, su mejor inicio desde su fundación en 1992, están de vuelta a la competición más importante de Europa, por lo que el panorama es prometedor para el club de la capital. "Hemos demostrado que somos un gran equipo y que tenemos ambiciones. Todo está funcionando ahora mismo y sólo esperamos que continúe así por muchos días", añadió Ottesen.

Tras una primera parte que fue "quizás lo mejor que hicimos en la historia del Copenhague", Jesper Grønkjær permitió al campeón danés el comenzar a sentir la presión tras el descanso, sabiendo que un solo gol habría hecho balancearse la eliminatoria a favor del Rosenborg. "En la segunda mitad estuvimos algo nerviosos porque no marcábamos, y cerca del final ellos lanzaron un balón al larguero. Hubiera sido algo típico si llegan a marcar, pero pienso que fue merecido", dijo Grønkjær, una de las mayores amenazas del Copenhague de la noche y el autor de aquel gol crucial fuera de casa en el encuentro de ida.

Mientras que el Copenhague celebra su primera aparición en la fase de grupos desde la temporada 2006/07, cuando finalizaron últimos de su grupo a pesar de sumar siete puntos, el Rosenborg debe consolarse con una plaza en la UEFA Europa League tras haberse acabado la racha de 31 partidos imbatidos de este año. El defensa Kris Stadsgaard dijo: "Tendremos que ver qué equipos nos tocan en el sorteo, pero estamos líderes en nuestra liga por un margen de nueve puntos y en semifinales de copa, por lo que no es algo tan malo".