UEFA.com funciona mejor en otros navegadores
Para la mejor experiencia posible, recomendamos usar Chrome, Firefox o Microsoft Edge.

Van Gaal, aliviado por la remontada

El técnico del conjunto alemán respiró tranquilo después del tramo final en el que su equipo consiguió dar la vuelta al marcador ante el Basilea y sumar los tres puntos en la segunda jornada de la Champions League.

Bastian Schweinsteiger marcó dos goles ante el Basilea
Bastian Schweinsteiger marcó dos goles ante el Basilea ©Getty Images

Louis van Gaal, entrenador del FC Bayern München, se mostró aliviado después de que su equipo lograra remontar para vencer por 1-2 al FC Basel 1893 gracias a un último gol de Bastian Schweinsteiger, y suma seis puntos en el Grupo E. Por su parte, Thorsten Fink identificó la confianza del Bayern y la fuerza mental de Schweinsteiger como las causas de la derrota del Basilea.

Thorsten Fink, entrenador de Basilea
El Bayern creyó en sí mismo y en su capacidad para ganar, y por lo tanto marcó el gol del triunfo. No me sorprende que Schweinsteiger anotara el gol decisivo porque es mentalmente muy fuerte en este momento. Es una lástima que hayamos perdido tan cerca del final, cuando realizaba una sustitución para agotar el tiempo y salvar un punto. Estoy muy decepcionado.

Tenemos un gran equipo que jugó de manera excelente y que avergonzó al Bayern, y tuvimos algunas otras oportunidades. Por supuesto que sabíamos que el Bayern era el favorito, y no pudimos aprovechar nuestras ocasiones, pero jugamos un gran partido. Salimos con la cabeza bien alta porque hemos completado una gran actuación y tuvimos algunas oportunidades. Y todavía tenemos opciones de obtener el segundo lugar, aunque será más difícil, pero es realista jugar la Europa League y eso es lo que vamos a tratar de hacer.

Louis van Gaal, entrenador del Bayern
Empezamos muy bien, pero la primera vez que ellos cruzaron el centro del campo encajamos un gol. Pudimos ver que la confianza no era alta y después de eso jugamos muy mal en la primera mitad. En la segunda parte cambié el equipo para darle más energía y funcionó. Aunque estábamos 1-0 abajo ejercimos mucha presión en este complicado momento y logramos ganar.

Tenemos seis puntos y por lo tanto estoy muy contento. Mirando hacia la Bundesliga, puedo, por primera vez, dar a mis jugadores un día de descanso el jueves. Es bueno tener un poco de relajación y desconectar del fútbol. Entonces, tal vez, nos las arreglaremos para sorprender y ganar en Dortmund (el domingo).