Diawara mantiene vivo al Marsella

Olympique de Marseille - MŠK Žilina 1-0
Un solitario gol del delantero senegalés al inicio de la segunda parte da esperanzas de clasificación al campeón galo.

Souleymane Diawara (Olympique de Marseille)
Souleymane Diawara (Olympique de Marseille) ©Getty Images

El gol de Souleymane Diawara en la segunda mitad da al Olympique de Marseille los tres primeros puntos en el Grupo F ante un MŠK Žilina que es colista de la sección.

Con ambos equipos con la mente puesta en recuperarse tras las derrotas ante el Chelsea FC y el FC Spartak Moskva fueron los hombres de Didier Deschamps los que consiguieron un resultado importante para seguir con opciones de clasificación. El que fue campeón de Europa se mereció la victoria después de crear numerosas ocasiones de gol y de ponerse por delante en el 48' aunque el partido pudo haber acabado en empate si el portero Steve Mandanda no hubiese protagonizado dos grandes paradas. Este triunfo coloca al Marsella a tres puntos del segundo, el Spartak, antes del partido en Eslovaquia del próximo 3 de noviembre.

En busca del primer tanto en la presente campaña europea, el conjunto francés buscó el gol desde todos los ángulos. Mathieu Valbuena lo intentó en dos ocasiones desde fuera del área mientras que André-Pierre Gignac hizo lucirse a Martin Dúbravka en los primeros 20 minutos con dos potentes disparos.

El equipo local tuvo un inicio de partido fulgurante y casi obtuvo su recompensa en el 25', cuando André Ayew voleó fuera un centro de Valbuena tras una buena jugada en la banda. El mediapunta galo fue una pesadilla para el equipo eslovaco, que apenas podía contenerle. El equipo de la Ligue 1 estuvo a punto de marcharse con ventaja al descanso, pero Brandão no acertó con el remate tras una inteligente dejada atrás de Gignac.

La presión del Marsella no decayó tras el descanso, y lograron anotar en su 12º córner del partido. El senegalés Diawara se elevó poderoso dentro del área y mandó a la red un centro de Lucho. El gol llevó la tranquilidad al estadio, aunque los visitantes reaccionaron de manera ejemplar y estuvieron cerca de silenciar a la hinchada gala en dos ocasiones a la hora de juego.

Mandanda salió al rescate de su equipo en ambas ocasiones, primero despejando con el brazo derecho un remate de Tomáš Majtán tras un pase de Momodou Ceesay, y posteriormente con otra parada llena de reflejos a tiro de Róbert Jež. El equipo de Pavel Hapal está teniendo muchos problemas para anotar goles en Europa, y esta vez tampoco aprovechó las ocasiones de las que dispuso. Tomáš Oravec, autor del gol ante el Chelsea, tuvo una ocasión de empatar en el tiempo de descuento, pero su disparo desde 20 metros se marchó alto y con el se esfumó la oportunidad de lograr el primer punto.

Arriba