UEFA.com funciona mejor en otros navegadores
Para la mejor experiencia posible, recomendamos usar Chrome, Firefox o Microsoft Edge.

El Bayern justifica su suerte ante el Cluj

Dos goles en propia puerta ayudaron al conjunto alemán a remontar y acabar venciendo al campeón rumano, pero Phiip Lahm y Mario Gómez creen que el equipo no sólo ganó por su buena fortuna.

Mario Gómez (FC Bayern München)
Mario Gómez (FC Bayern München) ©Getty Images

Dos goles en propia puerta ayudaron al FC Bayern München a acercarse a los octavos de final de la UEFA Champions League, aunque Philip Lahm dijo a UEFA.com que la victoria del líder del Grupo E por 3-2 sobre el CFR Cluj 1907 no había sido fruto únicamente de la buena suerte.

Aunque el capitán del Cluj Cadú inauguró el marcador para los visitantes en el Fußball Arena München, los sueños del conjunto rumano de arruinar el inicio perfecto del Bayern en la fase de grupos quedaron en entredicho antes del descanso. Cadú y Cristian Panin anotaron sendos goles en su propia portería para dar la vuelta al partido, dando una ventaja al descanso a los locales que ya no desaprovecharon.

"No hemos tenido mucha suerte en las últimas semanas pero a veces, cuando trabajas duro la suerte está de tu lado y ese ha sido el caso en esta ocasión. No hay rivales fáciles en la Champions League. El Cluj ha ganado al Basilea así que sabíamos que era un equipo peligroso y lo ha demostrado durante los 90 minutos", comentó el lateral Lahm cuyo equipo tuvo que remontar el tanto visitante en la primera media hora de juego.

Si el disparo de Lacina Traoré en los instantes finales de la primera parte hubiese terminado en gol en vez de en el poste, el resultado final podría haber sido bien distinto.  Sencillamente era el día de fortuna para el Bayern y el CFR encajó tres goles con muy mala suerte. El último de ellos cuando un intento de despeje de Felipe Piccolo terminó en el fondo de las redes después de rebotar en Mario Gómez.

"Debemos agradecer a nuestros rivales los dos goles en propia puerta, aunque quizás han sido tres, pero lo único que cuenta para nosotros son los tres puntos conseguidos. Los tantos han sido cuestión de suerte pero la victoria no. Creo que hemos sido el mejor equipo durante el partido. El Cluj ha gozado de dos o tres buenas ocasiones pero nosotros nos merecíamos la victoria", explicó un Gómez que logró el tercero para el Bayern antes de que Juan Culio redujera las distancias en el marcador para el Cluj a cuatro minutos del final.

La victoria coloca al Bayern con seis puntos de ventaja al frente del grupo y si repite el mismo resultado en Rumanía el próximo 3 de noviembre, los de Louis van Gaal tendrían una plaza asegurada en octavos a falta de dos partidos por disputarse. "Queremos ir a Cluj y sentenciar la fase de grupos aunque creo que será un partido complicado. Tenemos nueve puntos y necesitamos tres más. Creo que estamos en una posición perfecta", concluyó Lahm, que ha ayudado a mantener la buena racha del Bayern de siete partidos sin conocer la derrota.