Lampard quiere dejar atrás el pasado

Mientras se prepara para medirse al United en su encuentro número 500 con el Chelsea, el internacional inglés dijo que "los recuerdos de la mala fortuna nos empujan hacia delante" más que el ánimo de venganza.

Lampard quiere dejar atrás el pasado
Lampard quiere dejar atrás el pasado ©Getty Images

Frank Lampard afirmó que ganar la UEFA Champions League esta temporada permitiría borrar todos los recuerdos de pasadas decepciones del Chelsea FC en la competición.

Hablando antes del comienzo de esta eliminatoria de cuartos de final completamente inglesa entre los blues y el Manchester United FC, el centrocampista explicó que un triunfo en Wembley el próximo mes compensaría con creces las últimas decepciones en el torneo. La más notable de ellas llegó en la final de 2008 ante el United, cuando Lampard anotó un gol pero terminó sufriendo la crueldad de la tanda de penaltis en una noche lluviosa en Moscú.

"Ganar la Liga de Campeones sería algo grande en cualquier año, especialmente por lo cerca que hemos estado en tantas ocasiones. Nuestro deseo es ser reconocidos como el mejor equipo de Europa por tener este trofeo. Teniendo en cuenta lo que hemos logrado en las competiciones nacionales, donde lo hemos hecho todo en diferentes momentos, es definitivamente la que se destaca", afirmó.

"Cada año se hace más duro, pero tenemos mucha confianza en la plantilla que tenemos aquí. Después de haber vivido etapas difíciles en esta campaña, llegamos a este partido en buena forma. Esperemos que sea un buen augurio, porque la Liga de Campeones tiene mucho que ver con jugar los partidos importantes en el momento adecuado cuando tu equipo está jugando bien y tus jugadores están en forma. Creo que estamos en esa posición", continuó Lampard.

El internacional inglés también ha querido señalar que el Chelsea no tratará de hurgar en heridas de campañas anteriores, que incluyen su eliminación en semifinales en 2004, 2005, 2007 y 2009. "Cada año que hemos estado cerca la gente ha hablado de ello aún más, y hablan de la carga, la suerte y el destino de la ocasión, pero nosotros no pensamos sobre ello de esta forma, porque podría afectarnos", explicó.

El jugador de Inglaterra también ha querido restar importancia a cualquier conversación acerca de una posible venganza de su equipo por la derrota ante el United en 2008. "Vamos a jugar contra un equipo similar pero, sinceramente, la venganza no es algo que esté en nuestras mentes. Sé que podría ser un buen titular, pero cuando juegas durante mucho tiempo, no sientes ninguna necesidad de venganza", aseguró.

"Sin embargo, los recuerdos de la mala suerte te empujan hacia adelante. No hay nada peor que perder una semifinal o una final, en diferentes circunstancias, pero no tiene sentido ser negativo y llorar por ello, son todas experiencias. Esperamos que un día tengamos una gran experiencia positiva que haga que todo lo demás se olvide fácilmente", añadió.

Lampard completará su aparición número 500 con el Chelsea cuando el Manchester United visite Stamford Bridge. "Nunca esperé poder jugar 500 partidos cuando vine aquí, así que es un gran orgullo, pero no es lo más importante para el miércoles. Me dará un impulso adicional salir al campo con la confianza de esta gesta, pero es un encuentro demasiado grande para preocuparse porque sea el partido número 500", finalizó.