UEFA.com funciona mejor en otros navegadores
Para la mejor experiencia posible, recomendamos usar Chrome, Firefox o Microsoft Edge.

Wembley coronará a un nuevo rey de Europa

Barcelona y Manchester United, los dos colosos que han dominado Europa en los últimos años, lucharán por el título de la UEFA Champions League en el escenario donde los azulgranas conquistaron su primer título en 1992.

Wembley coronará a un nuevo rey de Europa
Wembley coronará a un nuevo rey de Europa ©UEFA.com

Llegó la hora. El momento cumbre de una larga temporada que culmina en un escenario inmejorable: el nuevo Wembley Stadium. FC Barcelona y Manchester United FC, los dos colosos que han dominado Europa en los últimos años, cuentan los minutos para saltar a la alfombra de Londres y luchar por la hegemonía del fútbol europeo. A un lado, los azulgranas, delicados en el trato al balón y amantes de la posesión, diseñados por el fútbol de Xavi Hernández y Andrés Iniesta, apuntalados por la fantasía de Lionel Messi. Al otro, los reds devils, un bloque construido por Sir Alex Ferguson, un maestro de los banquillos capaz de reinventar a su equipo año tras año, con Wayne Rooney y Javier Hernández 'Chicharito' como principales amenazas. Dos equipos de ensueño y un solo campeón.

Atrás queda ya la final de Roma en 2009, cuando la maquinaria azulgrana superó a la pizarra del United. Muchas cosas han cambiado desde entonces. El Barça ha perfeccionado su juego. Muestra una mayor seguridad en defensa sin que su juego ofensivo se haya resentido. Domina todas las facetas del juego y apuesta por el control de balón como mejor argumento para llegar a la portería rival. Todo apunta a que Josep Guardiola apostará por su 'once' de gala, muy similar al que eliminó al Real Madrid CF en las semifinales del torneo. Carles Puyol estará en el lateral izquierdo, en detrimento del recuperado Éric Abidal, mientras Javier Mascherano será la pareja de Gerard Piqué en el centro de la zaga.

De ahí en adelante no se prevén sorpresas. Xavi e Iniesta llevarán el peso del juego y Sergio Busquets ejercerá de sustento en el centro del campo en busca del equilibrio necesario para detener el juego inglés. En posiciones ofensivas, Pedro Rodríguez y David Villa acompañarán al máximo goleador de la competición, Lionel Messi. Gran parte de las opciones azulgranas pasarán por el jugador argentino. Su movilidad entre líneas será fundamental para romper el entramado defensivo del United y creará espacios que podrán aprovechar sus compañeros.

No lo tendrá fácil. El United actual es un bloque sobrio construido desde atrás. Nemanja Vidić y Rio Ferdinand forman una de las parejas defensivas más sólidas del continente. Sus cuatros goles recibidos en contra en toda la competición hablan por sí solos. El eterno Ryan Giggs, a sus 38 años, ya no es el eléctrico extremo de hace unos años pero atesora la calidad suficiente para mover al equipo. Antonio Valencia y Park Ji-Sung aportan profundidad, mientras Rooney y 'Chicharito' han formado una de las asociaciones más productivas en los últimos tiempos. El internacional inglés baja a recibir el balón a posiciones más retrasadas, mientras el mexicano es una máquina de tirar desmarques. Sólo llevan un año juntos, pero ya se complementan a la perfección.

Todo esto en el marco incomparable de Wembley, donde el conjunto azulgrana  levantó su primera Copa de Europa hace casi ya 20 años. Tras décadas soñando con estrenar su palmarés en la máxima competición europea, aquel equipo dirigido por Johan Cruyff cambió la historia del club. Ahora el Barça regresa a Londres instalado en la élite europea, con una afición que anhela un cuarto título que les acerque a los más laureados del continente. Wembley, como hace dos décadas, dictará sentencia.