UEFA.com funciona mejor en otros navegadores
Para la mejor experiencia posible, recomendamos usar Chrome, Firefox o Microsoft Edge.

Un gran BATE vence al Lille

LOSC Lille - FC BATE Borisov 1-3
Tres goles en la primera parte le dieron a los bielorrusos su primera victoria en la fase de grupos de la Champions League en su décimotercer partido.

Vitali Rodionov celebra su tanto
Vitali Rodionov celebra su tanto ©Getty Images

El FC BATE Borisov logró su primera victoria en la fase de grupos de la UEFA Champions League en su partido número 13 tras marcarle tres goles en la primera parte al LOSC Lille.

Embarcados en su tercer torneo en la máxima competición del continente, los visitantes de Bielorrusia dejaron totalmente fríos a los locales en su partido en el Grupo F con una lección de pragmatismo y definición letal. El primer gol de Aleksandr Volodko tras un disparo de larga distancia allanaron el camino para el conjunto visitante seguido de los goles de Vitali Rodionov y Edgar Olekhnovich antes del descanso, y más tarde Chedjou redujo la ventaja tras un remate de cabeza. Los franceses deberán mejorar en su partido ante el Valencia CF el 2 de octubre cuando el BATE recibe al Bayern München en un partido de ganadores.

Los primeros intentos de Salomon Kalou y Florent Balmont demostraron a un LOSC con ganas de comenzar su andar en esta competición con buen pie, pero esa ambición pronto se esfumó ante unos rivales muy duros. La primera sorpresa de la noche no se hizo esperar cuando Volodko recibió un pase Maksim Bordachev y remató bombeado para batir al portero Mickaël Landreau desde 20 metros.

Fue el primer aviso de atención para el Lille. Sin embargo, en realidad fue un indicio de que lo peor aún estaba por llegar. Tratando de volver a engancharse al partido, los de Rudi García recibieron el segundo a la contra cuando Aleksandr Hleb se zafó de Aurélien Chedjou y le entregó el balón a Aleksandr Pavlov, que a su vez asistió a Rodionov para que abriera la cuenta.

Marvin Martin, Mathieu Debuchy y Dimitri Payet lo intentaron de todas las formas posibles, pero en realidad fueron disparos que sacaron aplausos, más que causar peligro. El BATE seguía siendo el equipo con más peligro dentro del campo y dio la estocada final antes del descanso, y Oleknovich tuvo la oportunidad de definir después de que Mickaël Landreau había rechazado en dos oportunidades los disparos de Volodko.

Garcia dio entrada a Nolan Roux y Ryan Mendes en el centro del campo tras el descanso, y su equipo consiguió el tanto para recortar distancias gracias al remate de cabeza de Chedjou tras un tiro de esquina de Payet. El disparo dio en el larguero y rebotó sobre la línea de gol. Los locales tuvieron motivos para alimentar la esperanza y Mendes obligó a exigirse al máximo a Andrei Gorbunov.

Una vez más el portero estuvo atento y le negó el tanto a Balmont cuando el Lille apretaba para marcar más goles. Sin embargo no duró mucho y el BATE cosechó su primera victoria tras trece encuentros.