UEFA.com funciona mejor en otros navegadores
Para la mejor experiencia posible, recomendamos usar Chrome, Firefox o Microsoft Edge.

Alba siempre creyó en sí mismo

A pesar de que ahora disfruta en el Barcelona y en la selección española, el lateral izquierdo pasó apuros pero nunca dudó de sus posibilidades para llegar a la élite.

Alba siempre creyó en sí mismo
Alba siempre creyó en sí mismo ©UEFA.com

Hay veces que un jugador te sorprende en una entrevista: te enteras que quería ser dentista, que toca el acordeón o que su director de cine favorito es Ingmar Bergman. Lo mismo me pasó cuando Jordi Alba me dijo cuál era y será su jugador favorito.

"Hristo Stoichkov", no duda en decir. Stoichkov logró la Copa de Europa de 1992 con el FC Barcelona como parte del 'Dream Team' de Johan Cruyff. El delantero búlgaro era una mezcla de talento, carácter y mal genio. Una vez me comentó que antes de la final de Wembley se fue a jugar a golf porque estaba aburrido y quería hacer algo bonito antes de levantar el trofeo esa misma noche.

"Me encantaba Stoichkov cuando jugaba en el Barcelona. Entonces jugaba más o menos en su posición. Me gustaba ver sus partidos porque le imprimía carácter a sus compañeros y a los aficionados. Seguía todo lo que hacía y decía. Había muchos buenos jugadores en el Barça por entonces, pero a mi me gustaba el carácter de Hristo", comenta Alba. 

Probablemente es el búlgaro el que admira a Alba ahora. El ex del Valencia CF es una bala en la banda izquierda. Además, la temporada pasada Alba dio una lección magistral como interior izquierdo en la victoria por 4-0 ante el AZ Alkmaar. Para aquellos que se pregunten por qué el Barça acometió su fichaje, es obligatorio ver ese partido.

La UEFA EURO 2012 fue su torneo de trampolín con la selección española. Un gran centro suyo lo aprovechó Xabi Alonso para marcar el primer gol ante Francia en cuartos de final. Luego, en la final, Alba marcó un gran gol ante Italia. Y teniendo en cuenta lo que le ha costado llegar a lo más alto, a buen seguro que lo está disfrutando plenamente. En 2005, cuando tenía solo 16 años, fue descartado por el Barcelona, pero Alba, lejos de hundirse, demostró una madurez y aplomo impropios de su edad.

"Me lo tome bien. Nunca dudé de que llegaría, ni me vine abajo. Todavía me sigo divirtiendo con el fútbol. Necesitaba jugar al fútbol, si podía ser en el Barcelona, pero lo único que quería era jugar. Siempre quería jugar a fútbol, y ahora quiero otros momentos como el vivido en la EURO este verano", comentó Alba.

Una vez terminada la entrevista, Alba se levanta con una sonrisa pícara, síntoma de que la entrevista ha salido bien.

Puede ver arriba la entrevista completa a Jordi Alba, y también puede leerla en la nueva edición de Champions Matchday, la revista oficial de la UEFA Champions League.

Suscríbase aquí