UEFA.com funciona mejor en otros navegadores
Para la mejor experiencia posible, recomendamos usar Chrome, Firefox o Microsoft Edge.

Müller solo piensa en el futuro

A pesar de haber perdido dos finales de la UEFA Champions League en tres años con el Bayern, el delantero afirma que esos episodios ya están olvidados y que se centra en lo que está por venir.

Thomas Müller ha empezado muy bien la temporada con el Bayern
Thomas Müller ha empezado muy bien la temporada con el Bayern ©Getty Images

El nombre es lo único común que tiene Thomas Müller. Cuando se le pregunta que se describa en tres palabras, el delantero del FC Bayern München se toma unos segundos. Luego contesta: "Listo para la acción, heterodoxo y eficiente".

Son siete palabras, pero su afirmación admite pocas dudas. Pocos jugadores han llegado a la cima en tan poco tiempo como el jugador alemán de 23 años, y pocos han estado siempre preparados cuando se les ha requerido.

En mayo de 2009, Müller era habitual en el filial del Bayern, y apenas un año después ya había ganado la liga y la copa en Alemania, la Bota de Oro y el Mejor Jugador Joven de la Copa Mundial de la FIFA, y había disputado la final de la UEFA Champions League. Y si todo este éxito podría marear a cualquiera, en una entrevista después de un partido de la Copa Mundial de la FIFA miró al reportero y dijo: "¿Puedo mandar un mensaje?". Luego miró a la cámara y les mandó saludos a sus abuelos.

Algo poco habitual, sí, pero cuando Müller utiliza la palabra heterodoxo, se refiere a su estilo de juego más que a su personalidad. Como delantero, su mayor virtud, tanto con su club como con la selección, es que siempre aparece donde menos te lo esperas.

Tan importante es esa característica de su juego, que el Bayern y la selección alemana sufrieron con su bajón de forma la pasada campaña. Los dos se volvieron demasiado estáticos y predecibles. Müller, por otra parte, es un jugador muy difícil de marcar, como demostró en la final de la UEFA Champions League 2012 ante el Chelsea FC, cuando un cabezazo suyo abrió el marcador.

"Si miras las imagines después de que marcáramos gol, el equipo entero y todo Münich explotó, y se podía ver en la cara de todo el mundo el alivio por habernos puesto por delante. Lo que pasó después es muy difícil de explicarlo con palabras. Parecía que habíamos logrado algo enorme, pero de repente se fue todo. Luego estábamos en un agujero", dijo en referencia a los segundos posteriores al gol de aquella final.

Esa era la segunda final de la UEFA Champions League que el Bayern perdía en solo tres años. Mucha gente se preguntaba cómo reaccionaría el equipo después de ese mazazo. Y después de unas semanas de la nueva temporada, está claro que se han recuperado. Y Müller más que nadie, marcando cuatro goles y dando seis asistencias en los siete primeros partidos de la Bundesliga.

"Vivimos para el futuro. Lo que pasó en el pasado ya no se puede cambiar. Hicimos una gran temporada excepto el último paso. Nos faltó la suerte que hace falta para ganar la final de la UEFA Champions League, pero hay que mirar al frente y centrarnos en nuestros objetivos", explicó Müller.

El Bayern tiene mucho que demostrar, después de haber perdido dos ligas seguidas ante el Borussia Dortmund. También tiene trabajo en la UEFA Champions League, donde la inesperada derrota ante el FC BATE Borisov le complica la clasificación. "Fue como un mal partido de copa. En un partido como ese, cuando te marcan rápido a la contra, puedes tener problemas en romper una defensa poblada".

Por lo tanto, el doble entrenamiento ante el LOSC Lille resulta crucial. "Aunque el Lille haya perdido los dos partidos, no hay que subestimarle. Cuando has perdido dos partidos, vas a darlo todo en el siguiente. Todavía tienen cosas que decir en este grupo", afirmó Müller.

La entrevista completa a Thomas Müller está disponible en la nueva edición de Champions Matchsay, la revista oficial de la UEFA Champions League.

Suscríbase aquí