La imparable carrera de Lewandowski

Tras convertirse en el primer jugador en marcar cuatro goles en un partido de semifinales de la Champions, UEFA.com repasa los inicios en el fútbol del internacional polaco.

Robert Lewandowski pasó por encima del Madrid el miércoles
Robert Lewandowski pasó por encima del Madrid el miércoles ©AFP/Getty Images

Tras convertirse en el primer jugador en marcar cuatro goles en una semifinal de la Copa de Europa en el partido del Borussia Dortmund ante el Real Madrid CF del miércoles, Robert Lewandowski ha acaparado todas las miradas. UEFA.com repasa los primeros años del delantero polaco y habla sobre algunas de las personas clave en su desarrollo.

La vida de Lewandowski siempre ha estado vinculada al deporte. Su padre practicaba judo y jugaba al fútbol, el vóleibol fue el deporte elegido por su madre y su hermana, mientras su prometida es campeona europea de kárate. El polaco fue el máximo goleador en cada una de las tres divisiones en las que jugó antes de trasladarse al Dortmund, donde sus hazañas han continuado, la última de ellas ante el Real Madrid.

El 30 de diciembre de 1990 Jar Urban marcó un 'hat-trick' en la épica victoria del CA Osasuna por 0-4 en el Santiago Bernabéu y el ahora entrenador del Legia Warszawa cree que el logro conseguido por Lewandowski será difícil de superar: "Robert es un jugador joven y estoy seguro que batirá otros récords, pero dudo que nadie bata el que consiguió ante el Real Madrid. Sé cómo se siente en estos momentos. Los periodistas no le dejarán en paz durante toda la semana y serán unos días muy intensos para él".

Si la historia hubiese sido un poco diferente, Urban podría haber trabajado con Lewandowski ya que el delantero pasó una etapa en el filial del Legia durante la campaña 2005/06. "No culpo a Robert por no haberse quedado en el Legia, de hecho si lo hubiese hecho quizás no hubiera progresado tanto", bromeaba Urban.

Lewandowski se marchó al equipo de tercera división Znicz Pruszków a pesar de que había probado suerte en otros clubes modestos. Después de estar en el equipo de su niñez, el Partyzant Leszno, y antes de fichar por el Znicz, el polaco se marchó siete años al Varsovia Warszawa, entre 1997 y 2004.

"Era muy flaco, sus piernas eran como palos y siempre me daba miedo que los demás le fueran a romper por la mitad", comentó a UEFA.com Krzysztof Sikorski, entrenador de Lewandowski en el Varsovia. "Quería que se fortaleciera físicamente e incluso le recomendé comer más beicon".

Pese a su lento desarrollo físico, los instintos predadores de Lewandowski se desarrollaron muy bien. "Recuerdo una temporada en la que mi equipo marcó 158 goles. Robert marcó la mitad. Por su puesto era difícil imaginar que fuera a tener una carrera tan importante. Esperábamos que pudiera jugar en la Ekstraklasa polaca, pero era imposible predecir que pasara todo esto", añadió Sikorski.

Otro club de la capital, el Delta Warszawa, fue la siguiente estación de Lewandowski en 2005, y allí no tuvieron dudas sobre la trayectoria que iba a tomar su carrera. "Cuando le vimos nos dimos cuenta de que sería un gran jugador. Estoy orgulloso de que Robert firmara su primer contrato profesional con nuestro club. Su salario mensual era de unos 1500 złotych (350€). Me emocioné mucho el miércoles, porque soy seguidor del Madrid, pero no lo pasé mal cuando marcó ante mi club favorito. Para mí Robert está por delante, incluso antes que el Real Madrid", declaró el presidente del Delta, Andrzej Trzeciakowski, a UEFA.com.

Tras un breve paso por el Legia, Lewandowski fichó por el Znicz, que pagó 5000 złotych (unos 1.250 euros) por el traspaso. Tardó poco en justificar el fichaje, ya que acabó máximo goleador de la tercera división en 2006/07 y luego repitió la gesta en segunda división al año siguiente.

Eso le valió el fichaje por el KKS Lech Poznań en junio de 2008, y su primer gol en la máxima división llegó de tacón ante el GKS Bełchatów dos meses más tarde. En septiembre de ese año llegó su debut como internacional en un partido de clasificación para la Copa Mundial de la FIFA ante San Marino y Lewandowski lo celebró con gol.

16 tantos después con la selección, Lewandowski ya soporta comparaciones con Włodzimierz Lubański, máximo goleador histórico de la selección polaca con 48 dianas. Al cuarto partido internacional de Lewandowski, Lubański ya vio en él a su potencial sucesor: "Tiene un potencial enorme, pero sólo está comenzando su carrera. Confiamos en que sea grande, pero tenemos que esperar. He visto a muchos jóvenes de gran talento no hacer ningún progreso. Confío en que Lewandowski tome un camino distinto y se convierta en un gran delantero. No estaría celoso si un día rompe mi récord, pero será muy complicado que lo haga".

A nivel de clubes la carrera de Lewandowski sigue viento en popa. En su primera temporada con el Lech terminó segundo en la tabla de goleadores de la Ekstraklasa y al siguiente año lideró la clasificación con 18 goles, lo que valió el campeonato a su equipo. En el verano de 2010 fichó por el Dortmund, que pagó 4’5 millones por sus servicios, y dejó su Lech natal.

"No hubo ninguna disputa con la marcha de Robert. Sabíamos que era demasiado bueno para estar en Polonia", comentó Jacek Zieliński, entrenador de Lewandowski en Poznan. "En 2010 ganó el título con nosotros y fue máximo goleador. ¿Qué más podía ganar aquí? Sólo podíamos desearle suerte en Alemania".

"Estaba seguro de que lo haría bien allí porque llegó a un club que estaba haciendo un gran progreso", continuó Zieliński. "Era muy bueno y muy profesional. Sabía lo que quería conseguir, así que estaba muy seguro de que tendría éxito en la Bundesliga, aunque nunca me imaginé que marcaría cuatro goles al Real Madrid. Cuando vi el partido pensé: "Esto no es real, esto es un sueño". Un hombre que trabajó todo lo que pudo fue capaz de poner de rodillas".