UEFA.com funciona mejor en otros navegadores
Para la mejor experiencia posible, recomendamos usar Chrome, Firefox o Microsoft Edge.

Con el espíritu de 2009

El Barcelona necesita una noche mágica en el partido de vuelta de semifinales ante el Bayern, y para ello puede apoyarse en el triunfo en el Camp Nou contra los germanos en 2009. UEFA.com mira al pasado.

Lionel Messi y Samuel Eto'o marcaron para el Barcelona en su victoria por 4-0 contra el Bayern en 2009
Lionel Messi y Samuel Eto'o marcaron para el Barcelona en su victoria por 4-0 contra el Bayern en 2009 ©Getty Images

Hubo pocas cosas positivas que extraer de la derrota del FC Barcelona por 4-0 sobre el FC Bayern München en el encuentro de ida de las semifinales de la UEFA Champions League del pasado martes, pero si tenemos en cuenta la historia, el equipo español todavía no está eliminado.

El conjunto de Tito Vilanova puede agarrarse al hecho de que el campeón de la Bundesliga ha perdido 4-0 en cuatro ocasiones a lo largo de la historia en competiciones europeas, y la más reciente de ellas fue precisamente en el Camp Nou en el encuentro de ida de los cuartos de final de la UEFA Champions League de 2008/09. Una impresionante actuación del equipo de Josep Guardiola en la primera mitad hizo que el Barcelona simplemente arrollara al Bayern: Lionel Messi marcó dos tantos, mientras que Samuel Eto'o y Thierry Henry hicieron uno cada uno. El equipo catalán empató 1-1 el partido de vuelta y acabó levantando el trofeo tras su triunfo por 2-0 sobre el Manchester United FC en la final disputada en el Stadio Olimpico de Roma.

Franz Beckenbauer describió ese partido de abril de 2009 como "el más horrible en el que he visto al Bayern", algo totalmente opuesto a lo que opinó el presidente del club Karl-Heinz Rummenigge tras el encuentro de ida del pasado martes: "Nunca he vivido una noche como esta, y llevo aquí mucho tiempo".

Aún así, una repetición del marcador de aquella noche en el Camp Nou llevaría la eliminatoria a la prórroga, y daría al conjunto azulgrana la posibilidad de hacer la mayor remontada de una eliminatoria en la era de UEFA Champions League. El récord hasta ahora lo posee otro equipo español, el RC Deportivo La Coruña, que tras una derrota por 4-1 ante el AC Milan superó los cuartos de final de campaña 2003/04 al vencer por 4-0 el duelo de vuelta.

UEFA.com repasa las declaraciones de los protagonistas de un duelo que el Barcelona deberá repetir si quiere alcanzar su tercera final en cinco temporadas.

Mark van Bommel, capitán del Bayern en 2009
Tuvimos suerte de que el marcador fuera solo 4-0 porque parecíamos aficionados. Sabíamos de antemano lo rápido que al Barcelona le gusta mover el balón cuando tiene la posesión, y lo importante que era presionarles una vez que perdíamos el balón. Pero en lugar de eso siempre nos ganaban en las acciones individuales, y siempre íbamos un paso por detrás cuando el Barça movía el balón. No puedes alcanzarles, y no hay nada peor que eso.

Franck Ribéry, centrocampista del Bayern
Dio la sensación de que el equipo entró en pánico. También pareció que nos rendimos un poco después de los dos primeros goles del Barcelona. No podíamos dar dos o tres pases seguidores, y si estás encerrado en los últimos 20 metros defendiendo todo el tiempo lo que se te viene encima, entonces es muy difícil.

Andrés Iniesta, centrocampista Barcelona
Salimos con la intención de meternos rápidamente en el partido y ser eficientes, y creo que lo logramos. Nuestra táctica era la de jugar a un gran ritmo, para mantener a raya en todo momento al Bayern y lograr los goles suficientes para lograr una gran ventaja en el partido de ida.

Lionel Messi, delantero del Barcelona
Del uno al once, todos nuestros jugadores han tenido una gran actuación contra el Bayern, que es un equipo ante el que hemos demostrado nuestro potencial. Pero para ser considerado el mejor equipo de Europa, nos basta con jugar así, sino que hay que ganar la Champions League.

Reacción en los periódicos
BILD - 'EL Barça humilla al impotente Bayern'
Fue una noche de vergüenza para el Bayern. El partido duró 90 minutos, pero su ejecución fue en 45. Solamente el capitán Mark van Bommel luchó, mientras que las estrellas del Bayern fueron superadas. Nadie vio a hombres como Luca Toni y Franck Ribéry.

Süddeutsche Zeitung - 'Humillado por el Barça'
Cuando el partido acabó, los directivos y jugadores del Bayern estaban en un estado de shock nunca visto. Fue un fracaso completo para un equipo que es cuarto en la Bundesliga y que tras una horrorosa temporada tiene complicado jugar la Champions League el próximo curso.

Sport - 'Fútbol-arte'
La primera parte del partido será recordada y copiada por millones, porque nosotros no podemos negar a las futuras generaciones esa demostración de fútbol puro.

El Pais - 'El Barça bombardea al Bayern'
El equipo local no solamente ganó, sino que humilló a su rival. Falto de orgullo y de grandeza, el Bayern aceptó la derrota con resignación, reconociendo su inferioridad ante el Barcelona.