UEFA.com funciona mejor en otros navegadores
Para la mejor experiencia posible, recomendamos usar Chrome, Firefox o Microsoft Edge.

El Celtic no da opción

Cliftonville FC - Celtic FC 0-3
Lustig, Samaras y Forrest marcaron los goles que dejan al campeón escocés con pie y medio en la tercera ronda.

Los jugadores del Celtic celebraron la victoria en Belfast
Los jugadores del Celtic celebraron la victoria en Belfast ©Getty Images

No hubo sorpresas en Solitude y el Celtic FC logró una cómoda victoria por 0-3 ante el Cliftonville FC en el partido de ida de la segunda ronda de clasificación de la UEFA Champions League.

Mikael Lustig, Giorgos Samaras y James Forrest marcaron los goles para el equipo de Neil Lennon, que la pasada campaña alcanzó los octavos de final de la competición. Este martes tendrá la oportunidad de certificar su billete para la próxima ronda en Celtic Park.

Para el Celtic el encuentro supuso un corto viaje hacia Belfast. No tardó mucho en imponer su superioridad y ya a los tres minutos Kris Commons estrelló un cabezazo en el larguero. El propio Kommons lanzó el saque de esquina que se transformó en el 25' en el primer tanto, obra de Lustig. También participó en el segundo asistiendo a Samaras, que batió a Conor Devlin con un excelente remate.

Commons estuvo de nuevo cerca de abrir su cuenta personal poco antes del descanso, pero otra vez se interpuso el palo. Hasta ese momento, los pupilos de Tommy Breslin apenas se habían asomado al área rival, pero estuvieron cerca de recortar la desventaja a través de Mark Smyth, que se encontró con Kelvin Wilson.

Por desgracia para el más modesto de los dos equipos y sus aficionados, pronto el duelo volvió a la normalidad. Anthony Stokes se encontró con el larguero de poderoso disparo y a seis minutos para el final Forrest certificó la victoria del Celtic con una buena finalización ante Devlin.

"Estoy encantado con la actuación y con la actitud del equipo. Fue una ocasión muy especial y no podía pedir más. El equipo llegó aquí y jugó muy bien", comentó el entrenador del Celtic, Lennon.

Su homólogo en el banquillo del Cliftonville añadió: "Los jugadores no fueron intimidados. Si tratas al balón con este nivel de juego, eres castigado. Iremos a Celtic Park, disfrutaremos de la ocasión y trabajaremos duro".