UEFA.com funciona mejor en otros navegadores
A partir del 25 de enero UEFA.com ya no será compatible con Internet Explorer.
Para la mejor experiencia posible, recomendamos usar Chrome, Firefox o Microsoft Edge.

Exhibición del Madrid en Alemania

FC Schalke 04 - Real Madrid 1-6
El conjunto español logró una impresionante victoria ante el Schalke con dobletes de Karim Benzema, Gareth Bale y Cristiano Ronaldo.

Exhibición del Madrid en Alemania
Exhibición del Madrid en Alemania ©UEFA.com

El Real Madrid CF dio un paso de gigante para estar en los cuartos de final de la UEFA Champions League al vencer por 1-6 al FC Schalke 04 en el Stadion Gelsenkirchen con una gran exhibición futbolística en todas sus líneas y especialmente en ataque. Los dobletes de Karim Benzema, Gareth Bale y Cristiano Ronaldo reflejaron sobre el marcador la enorme superioridad de los de Carlo Ancelotti, que acabaron con la mala racha de resultados en sus visitas a Alemania. 

Tras amortiguar el empuje inicial del Schalke, que tuvo una primera ocasión nada más comenzar con un remate de cabeza de Benedikt Höwedes que se marchó fuera, el Madrid se hizo dueño del partido y comenzó a buscar espacios hacia el gol. Los tres de arriba empezaron a combinar, y pronto llegó el primer gol. Bale penetró por la derecha, combinó con Ronaldo, y este dejó solo frente al portero a Karim Benzema con un precioso pase de tacón que tocó en Felipe Santana. El francés no falló en su definición y puso el 0-1 en el marcador en el minuto 13 con su tercer gol en el torneo esta campaña.

La alegría del equipo visitante estuvo a punto de transformarse en frustración poco después. En la jugada siguiente, ni Sergio Ramos ni Pepe consiguieron despejar un centro al área desde la derecha, y Julian Draxler se encontró con un balón que solo tenía que empujar para convertir en gol. Sin embargo, el joven jugador alemán se encontró con una impresionante parada de Iker Casillas que evitó el gol del empate. Max Meyer envió alto el rebote posterior.

Tras este susto, un Madrid muy serio se hizo de nuevo con el control, y siguió comandando el encuentro. Además, los de Carlo Ancelotti se encontraron con un inesperado regalo de la defensa del Schlake. Benzema robó un balón a Felipe Santana en las inmediaciones del área y se lo cedió a Bale, que después de marcharse de tres jugadores colocó un fuerte disparo ajustado al palo para hacer el 0-2. Al Schalke no le duraba el balón, y pudo llegar incluso un tercero para el Madrid antes del descanso tras dos buenas jugadas individuales de Ronaldo. En la primera, el disparo del portugués se estrelló en el palo, y en la segunda, se encontró con una buena parada con la pierna de Ralf Fährmann.

Tras la reanudación el Schalke estaba obligado a marcar para mantener sus opciones, y lo probó con un tiro desde la frontal del área de Kevin-Prince Boateng que despejó sin problemas Casillas. El equipo alemán corría riesgos, y el Madrid supo aprovechar los espacios a la perfección con la velocidad de sus atacantes. Después de verse frustrado en sus ocasiones anteriores, Ronaldo no falló esta vez tras marcharse de Joel Matip con un impresionante regate y ajustar su golpeo con la izquierda al poste contrario.

La exhibición ofensiva del Madrid continuaba, y solo cinco minutos más tarde una nueva combinación entre Ronaldo y Benzema con una sensacional pared en la frontal del área la aprovechó el delantero francés para hacer su segundo tanto de la noche y cuarto en el torneo con un disparo que tocó en el poste antes de entrar. El Schalke no encontraba respuesta al dominio total del Madrid, y una nueva pérdida de balón ocasionó el quinto del conjunto visitante. El equipo español recuperó un balón en la línea de centro, y Ramos envió un pase en profundidad a Bale entre varios defensores que el galés transformó en el quinto en el minuto 69.

Todavía hubo historia en los minutos finales. Ronaldo hizo el sexto de su equipo y su segundo de la noche con un impresionante remate tras una asistencia de Isco y se situó con máximo goleador del torneo esta campaña con once goles, uno más que el jugador del Paris Saint-Germain Zlatan Ibrahimović, y el Schalke pudo marcar el tanto de la honra con una magnífica volea de Klass-Jan Huntelaar que acabó con la racha de imbatibilidad de Iker Casillas cuando este estaba a punto de llegar a los diez encuentros sin encajar gol. 

Los de Carlo Ancelotti ponen fin así a una racha de solo una victoria en sus anteriores 25 visitas a Alemania, y dejan casi sentenciada la clasificación para cuartos de final antes del partido de vuelta del 18 de marzo en el Santiago Bernabéu, y lo hacen además con un nuevo récord: el equipo español acumula con este 32 partidos consecutivos marcando en la UEFA Champions League. El triunfo del Madrid confirmó el pleno de victorias de los equipos españoles en esta ronda, tras los logrados también a domicilio por FC Barcelona y Club Atlético de Madrid.