UEFA.com funciona mejor en otros navegadores
Para la mejor experiencia posible, recomendamos usar Chrome, Firefox o Microsoft Edge.

El campeón se acerca a cuartos

FC Schalke 04 - Real Madrid CF 0-2
El Real Madrid se impuso en Gelsenkirchen gracias a los goles de Cristiano Ronaldo y Marcelo y dio un paso importante para superar los octavos.

Isco, satisfecho con el trabajo
Isco, satisfecho con el trabajo

• El vigente campeón dio un importante paso para continuar su defensa del título gracias a su triunfo por 0-2 en Gelsenkirchen
• Después de unos minutos de dudas, Cristiano Ronaldo abrió el marcador con un gran remate de cabeza
•  Marcelo estableció el 0-2 definitivo con un impresionante disparo poco después de que el Schalke estrellara un balón en el larguero
• El Madrid lleva ya diez triunfos consecutivos en la competición, y defenderá su ventaja en el partido de vuelta en el Santiago Bernabéu el próximo 10 de marzo.

El vigente campeón salió bien plantado al campo en los primeros minutos, y pronto quedó muy claro el panorama que iba a tener el partido, con un Madrid controlando la posesión del balón y un Schalke presionando muy arriba y saliendo rápido a la contra. Tras unos minutos de dominio visitante, la presión empezó a dificultar la movilidad de balón del equipo español, y el Schalke comenzó a acercarse a la portería de Iker Casillas.

Denis Aogo fue el primero en probar suerte con un disparo que se marchó muy desviado, pero Klaas-Jan Huntelaar estuvo más acertado poco después y puso en apuros al guardameta del Madrid Iker Casillas con un potente disparo desde la frontal que el portero tuvo que despejar a un lado.

Estas ocasiones parecieron hacer reaccionar al equipo de Carlo Ancelotti, que a partir de entonces retomó su dominio. Solo un minuto después del disparo de Huntelaar, el Madrid consiguió romper la igualdad. Dani Carvajal irrumpió por la banda derecha en el minuto 26, envió un centro al área a pierna cambiada con la izquierda, y Ronaldo se impulsó en el área por encima de la defensa para batir al joven portero Timon Wellenreuther con un imponente remate de cabeza. El guardameta, que hacía su debut en la UEFA Champions League en este partido con solo 19 años, no pudo hacer nada para evitar el gol.

Este tanto dio tranquilidad al juego del Madrid, y el balón empezó a fluir, permitiendo a Gareth Bale, Karim Benzema y Ronaldo llegar al área con más claridad. El Schalke se encontró además con dos malas noticias: Huntelaar tuvo que retirarse lesionado, y Kevin-Prince Boateng vio tarjeta amarilla y no podrá disputar el partido de vuelta.

En la segunda parte el Madrid siguió dominando con mucha seguridad, y con un Isco que creaba problemas a los jugadores locales cada vez que tocaba el balón. Sin embargo, al equipo de Carlo Ancelotti le costaba crear ocasiones de peligro, y el Schalke mantenía su defensa muy bien ordenada, como a lo largo de toda la temporada. Isco y Bale consiguieron romper esa línea defensiva con una magnífica combinación en el minuto 71 que culminó con un taconazo del galés, pero el disparo final del español se marchó alto.

Pero cuando más controlado parecía tener el partido el Madrid llegó la ocasión más clara del Schalke en todo el partido. Felix Platte recibió un balón en la frontal del área y conectó un espectacular disparo que se estrelló en el larguero. El japonés Atsuto Uchida recogió el rebote y a punto estuvo de marcar, pero Casillas atrapó el balón después de que este tocara en Marcelo.

El Madrid se repuso del susto de la mejor manera posible. Tras una gran jugada por la izquierda de Ronaldo, el portugués cedió el balón a Marcelo, que envió un zapatazo imparable a la escuadra para establecer el 0-2 y acercar a su equipo a cuartos de final. El Schalke trató de recortar distancias en los últimos minutos, pero los de Carlo Ancelotti aguantaron y lograron su décima victoria consecutiva en la UEFA Champions League, igualando el récord que poseía el FC Bayern München. El equipo español defenderá su ventaja de dos goles en el duelo de vuelta del Santiago Bernabéu el próximo 10 de marzo.