UEFA.com funciona mejor en otros navegadores
Para la mejor experiencia posible, recomendamos usar Chrome, Firefox o Microsoft Edge.

El Schalke destaca lo positivo

Normalmente ningún conjunto está contento tras caer en casa, pero tras el 1-6 en la misma ronda la pasada temporada, el 0-2 ante el Real Madrid indica que el equipo va en la buena dirección.

Schalke - Madrid 0-2: el partido en fotos ©AFP/Getty Images

Rara vez una derrota se lleva aplausos de la grada, especialmente en Gelsenkirchen, pero quedó claro que los aficionados del FC Schalke 04 estaban satisfechos con la actuación de su equipo tras el 0-2 ante el Real Madrid CF en la ida de los octavos de final de la UEFA Champions League.

Si nos centramos solo el resultado, muchos podrían considerar que la ronda de octavos de final está sentenciada y muchos de ellos tienen razón. Aun así, si se compara con el 1-6 de la pasada temporada ante el mismo equipo provoca que el conjunto alemán sea algo más positivo.

Dejando de lado el gran potencial del trío atacante del Real Madrid Gareth Bale, Karim Benzema y Cristiano Ronaldo, que ya demostró su valía en febrero de 2014, esta temporada el Schalke mejoró mucho. Mostrando una disciplina que ya se había visto en sus últimas actuaciones de la Bundesliga, los tres centrales del conjunto alemán, reforzados con el fichaje en el mercado invernal del internacional serbio Matija Nastasić y el apoyo de un mediocentro defensivo, formaron un entramado que hizo que al Real Madrid le costara más llegar con facilidad a la portería rival. Forzado a jugar entorno a ellos, el líder de la Liga tuvo que esperar hasta el minuto 26 para marcar el primer tanto de la noche, obra de Ronaldo tras un centro de Dani Carvajal.

"Estamos jugando mucho más atrás que la pasada temporada", explicaba Joel Matip, que fue superado por la velocidad de Ronaldo hace doce meses pero que fue un gran seguro junto al capitán Benedikt Höwedes en esta ocasión. Para él, todo el mérito lo tiene el entrenador Roberto Di Matteo, que ha trabajado para estabilizar la línea defensiva del Schalke desde su llegada en octubre. "Esta vez estábamos mejor preparados", continuó Matip.

Pero no solo en la faceta defensiva ha mejorado el Schalke. En las pocas ocasiones que los jugadores lograban robar el balón, fueron valientes y se lanzaron al ataque. Eric Maxim Choupo-Moting, un delantero que está pasando por un gran momento, tuvo la oportunidad de demostrar sus habilidades en el mejor escenario de todos y en ningún momento demostró tener miedo por medirse al vigente campeón.

En la primera mitad, Klaas-Jan Huntelaar fue el que más cerca estuvo de abrir el marcador pero finalmente fue Ronaldo el que lo logró mientras que el delantaro holandés se marchó del campo lesionado en el minuto 33. Por su parte, un debutante en la UEFA Champions League, el jugador de 19 años Felix Platte, estuvo cerca de marcar en el minuto 74 cuando estrelló un balón en el larguero.

"Nos faltó algo de suerte. Si el disparo de Felix hubiera entrado la cosa sería un poco diferente", apuntó Matip. De hecho, el 1-1 o incluso el 0-1 hubiese aumentando seriamente las opciones del conjunto alemán para el encuentro de vuelta en Madrid. Pero cuando mejor estaba el Schalke, un espectacular tanto de Marcelo dio al conjunto de Carlo Ancelotti una más que buena ventaja en la eliminatoria. "Algunas veces unos pocos centímetros marcan la diferencia", apuntó Matip.

Al final, victoria merecida del Real Madrid y la conclusión es muy similar a la del año pasado, y es que el conjunto español tiene un pie en los cuartos de final. Pese a ello Matip puntualiza: "Los aficionados saben que estamos tratando de conseguir algo y nos apoyan". Todos son conscientes de que se están haciendo grandes progresos.