UEFA.com funciona mejor en otros navegadores
Para la mejor experiencia posible, recomendamos usar Chrome, Firefox o Microsoft Edge.

Los penaltis sonríen al Atlético

Club Atlético de Madrid - Bayer 04 Leverkusen 1-0 (Global: 1-1, penaltis 3-2)
El vigente subcampeón del torneo se metió en los cuartos de final después de una intensa eliminatoria decidida desde el punto fatídico.

Mario Suárez, orgulloso tras la clasificación
Mario Suárez, orgulloso tras la clasificación

El Atlético de Madrid necesitó de la tanda de penaltis para continuar vivo en la UEFA Champions League
Tras un intenso encuentro, los rojiblancos necesitaron de una agónica tanda de penaltis, donde decidió el error de Stefan Kiessling
Sigue la mala racha en octavos del Leverkusen
Moyà se lesionó en la primera parte y Oblak tuvo que suplirle en la portería local
Cani fue titular por primera vez con el Atlético y asistió a Mario Suárez en el 1-0
El sorteo de cuartos de final se celebrará en Nyon el 20 de marzo a las 12:00 HEC

El Club Atlético de Madrid alcanzó el objetivo con muchísimo sufrimiento y se clasificó para los cuartos de final de la UEFA Champions League al superar al Bayer 04 Leverkusen en la tanda de penaltis. El tanto de Mario Suárez llevó el partido al lanzamiento de penas máximas, donde el error de Kiessling en el quinto lanzamiento dictó sentencia.

La primera sorpresa del partido llegó con el once inicial de Diego Simeone. Las ausencias de Diego Godín y Tiago fueron cubiertas, como estaba previsto, con las entradas de José María Giménez y Mario Suárez. Pero además el técnico argentino apostó por Cani en la medular en lugar de Gabi. El aragonés solo había jugado 81 minutos hasta ahora de rojiblanco y nunca había sido titular. El ‘Cholo’ también dio entrada a Mario Mandžukić en el ataque tras varios partidos sin contar con el croata como titular, dejando en el banquillo a Fernando Torres. Por su parte, los alemanes recuperaron, tras cumplir un encuentro de sanción, al central Ömer Toprak y Emir Spahić fue finalmente de la partida pese a arrastrar durante la semana unas molestias en una rodilla.

Despertó el choque con chispa, sobre todo por parte local. Con la afición rojiblanca totalmente enchufada al juego, Arda Turan pronto empezó a moverse entre líneas para desajustar el esquema alemán. Sin embargo el primer acercamiento peligroso vino de las botas de Karim Bellarabi con un disparo desviado desde la frontal. Pese al susto el peso del partido lo llevaban los rojiblancos. Antoine Griezmann y Mandžukić empezaban a dejarse ver en la presión sobre los centrales del Leverkusen, aunque no era menor la presión de Josip Drmić o Son Heung-Min en las inmediaciones del área de Miguel Ángel Moyà.

En el minuto 20 llegó un contratiempo serio para el Atleti. En una parada rutinaria se lesionó Moyà y Simeone se vio obligado a gastar un cambio para dar entrada a Jan Oblak. Con el esloveno ya bajo palos el partido entró en una fase más equilibrada y más descontrolada. Las contras se sucedían pero nadie acertaba en el último pase. Pero el que sigue la consigue, y el Atlético insistió hasta que un disparo de Mario Suárez tocó lo justo en Toprak para despistar a Leno e igualar la eliminatoria en el minuto 27.

Con el 1-0 en contra el Leverkusen empezó a desplegarse, y los espacios crecieron aún más. El Atlético quería más y el Leverkusen ya no tenía renta que defender. Pero los rojiblancos estaban más intensos e iban más fuerte a las disputas, y eso les colocaba un punto por encima de su rival, que se limitaba a vivir de los errores en los pases que cometían con mayor frecuencia de la deseada la zaga y la medular local.

El segundo acto arrancó con el segundo cambio del Atlético. Cani, con pocos minutos en las piernas esta temporada, dejó su sitio en el frente ofensivo a Raúl García. Y el carácter del navarro pareció contagiar al equipo, que salió a buscar con ganas la portería de Bernd Leno. Muchos balones profundos buscando a Griezmann y agresividad para no dejar pensar a los pupilos de Roger Schmidt.

Superada la hora de encuentro la presión del campeón de Liga se hizo aún más notable. El Atleti parecía repudiar la prórroga y empezó a arriesgar algo más mientras su rival achicaba agua esperando algún balón suelto que le permitiera poner la eliminatoria otra vez de su lado. Tal vez por ello Schmidt sacó al campo a Stefan Kiessling, sin duda el hombre con más gol en el banquillo del equipo germano.

Y así entró el partido en sus últimos 20 minutos, sin dueño claro y de ida y vuelta. Griezmann seguía voluntarioso y tuvo un par de balones francos para hacer el segundo tanto al igual que Arda, pero el Leverkusen aguantaba las embestidas. Para los últimos minutos entró Fernando Torres pero ni el ariete de Fuenlabrada pudo evitar la prórroga.

La primera parte del tiempo extra arrancó con el cansancio haciéndose notar en las piernas de ambos equipos. Kiessling y Torres, los más frescos, eran los que más se ofrecían por ambas partes, pero las ocasiones claras no llegaban. Superado el minuto 105, Raúl García tuvo la última oportunidad para evitar los penaltis, pero Leno salvó a los suyos. Ya desde el punto fatídico, el error de Kiessling en el último lanzamiento germano metió al Atlético en los cuartos de final.

Cani, con Hakan Çalhanoğlu
Cani, con Hakan Çalhanoğlu©AFP/Getty Images
José María Giménez, en acción ante Josip Drmić
José María Giménez, en acción ante Josip Drmić©Getty Images
Diego Simeone, entrenador del Atlético
Diego Simeone, entrenador del Atlético©Getty Images
Mario Suárez celebra el tanto del Atlético
Mario Suárez celebra el tanto del Atlético©AFP/Getty Images
Karim Bellarabi, con Cani
Karim Bellarabi, con Cani©AFP/Getty Images
Mario Suárez puso al Atlético por delante
Mario Suárez puso al Atlético por delante©AFP/Getty Images
Son Heung-Min muestra su frustración
Son Heung-Min muestra su frustración©Getty Images
Roberto Hilbert, con Jesús Gámez
Roberto Hilbert, con Jesús Gámez©Getty Images
Josip Drmić, ante Miranda
Josip Drmić, ante Miranda©Getty Images