UEFA.com funciona mejor en otros navegadores
Para la mejor experiencia posible, recomendamos usar Chrome, Firefox o Microsoft Edge.

Conclusiones tras el Dortmund - Juve

Tras su exhibición en Westfalia, el equipo turinés parece un serio candidato a luchar por la Champions esta temporada según nuestro redactor Andy James.

Los jugadores de la Juventus, aplaudiendo a su afición
Los jugadores de la Juventus, aplaudiendo a su afición ©Getty Images

La afición local volvió a hacer un espectacular mosaico antes del partido recordando la victoria del Borussia Dortmund en la final de la UEFA Champions League de 1997 ante la Juventus, pero la actuación de los locales este miércoles no estuvo a la altura de su noche de gloria en Múnich hace 18 años.

De hecho, este mosaico fue lo mejor que se vio del Dortmund sobre el campo, ya que el conjunto de Massimiliano Allegri despachó a su rival con una victoria por 0-3 que confirmó un triunfo en el global por 5-1 a favor de los piamonteses.

UEFA.com destaca cinco puntos a tener en cuenta sobre la gran noche de los bianconeri.

La Juventus es un candidato serio
Echando un vistazo a la alineación de la Juventus antes del partido, quedaba claro la gran calidad que tiene este equipo. Incluso sin el lesionado Andrea Pirlo. Paul Pogba se vio obligado a dejar el partido antes de tiempo, pero aún sin estos dos centrocampista vitales gente como Arturo Vidal y Claudio Marchisio mantuvieron el nivel. Su defensa estuvo excelente, y Carlos Tévez estuvo sencillamente sobresaliente en ataque. Sencillamente es muy difícil identificar debilidades en la Juventus, y eso le permite creer que puede llegar muy lejos esta temporada en la competición.

Tévez, feliz tras la victoria
Tévez, feliz tras la victoria

El Dortmund prueba su propia medicina
El tempranero gol de Tévez cambio el partido, y a partir de ahí la Juventus estuvo tácticamente inmaculada. El entrenador del Borussia Dortmund, Jürgen Klopp, comentó antes del encuentro que sería difícil jugar ante un equipo italiano al que le valía un empate, y una vez se adelantaron los piamonteses el reto se hizo el doble de complicado. La Juve defendió muy bien en la primera mitad, no dejó espacios entre líneas y obligó al Dortmund a jugar con balones largos. En la segunda parte el equipo visitante demostró una inteligencia similar, deshaciéndose de la presión y contraatacando para matar el partido, un arma típica del BVB.

Reus, superado por Vidal
Cualquier esperanza del Dortmund de dar la vuelta al 2-1 de la ida recaía sobre los hombros de Marco Reus. La Juventus, y en especial el antiguo centrocampista del Bayer 04 Leverkusen Arturo Vidal, eran conscientes de ello y le secaron durante todo el partido. El chileno, que conoce bien a Reus de su etapa en la Bundesliga, le ganó dos o tres balones divididos al comienzo del choque. Vidal juega siempre al límite, pero la intimidación es parte de su juego y esta vez le funcionó. Reus, superado por el juego agresivo de sus rivales, estuvo desaparecido y casi no tocó el balón. El explosivo extremo no tuvo su mejor noche y acabó el partido sin disparar a puerta.

La burbuja del Dortmund se rompió
Mientras los aficionados de la Juventus celebraban la victoria con sus héroes, los del Dortmund saludaban a sus jugadores de una manera que, aunque es admirable, daba una sensación de resignación ante la situación de que el apogeo de la actual generación ya ha pasado. Su juego ofensivo fue el menos intimidante que se recuerda en los últimos tiempos y la 14ª derrota del equipo en todas las competiciones esta temporada deja al club ante la posibilidad de no poder disfrutar del fútbol europeo la próxima campaña por primera vez desde la 2009/10.

Estrellas como Robert Lewandowski y Mario Götze hace tiempo que se marcharon y es esta clase de calidad extra la que inspiró al Dortmund a lograr dos títulos de la Bundesliga y a alcanzar la final de la UEFA Champions League de 2013. La actual plantilla, aunque con talento, no tiene la misma experiencia, y jugadores como Kevin Kampl y Adrián Ramos están disfrutando de la mejor competición de clubes del continente por primera vez esta temporada. Los aficionados parecen haber aceptado que ha llegado el momento de que el Dortmund se reagrupe y comience a planear su próximo asalto a largo plazo a la élite del continente.

¿Cambio de tendencia a la vista?
La Bundesliga ha disfrutado de una gran eclosión esta década, y el FC Bayern München ha alcanzado tres de las últimas cinco finales de la UEFA Champions League, mientras que el Dortmund también estuvo en la de 2013. Alemania ha superado a Italia en los coeficientes de la UEFA de los últimos cinco años en esta etapa, y la mayoría de sus representantes en Europa alcanza las rondas decisivas. Esta temporada las cosas han ido de forma diferente, con la excepción del Bayern. Solo dos de los siete clubes alemanes (Bayern y VfL Wolfsburg) siguen en competición europea ahora mismo, mientras que Italia tiene a sus seis equipos todavía en liza. Italia intenta recortar distancias en esa clasificación de coeficientes, algo que hará si continúa con su éxito en los torneos de esta temporada. La Juventus, sin duda, liderará esa particular ofensiva.

Anexo