Héroes de los cuartos de final

La UEFA Champions League llega a su fase decisiva y UEFA.com repasa a 21 jugadores que han brillado antes en los cuartos de final, desde Duncan Edwards a Koke pasando por Eric Cantona.

Ronaldo recibió grandes elogios tras su actuación en Old Trafford en 2003
Ronaldo recibió grandes elogios tras su actuación en Old Trafford en 2003 ©Getty Images

1958 
Duncan Edwards, Manchester United FC 
"Podía hacer cualquier cosa, jugar en cualquier sitio, y el mundo esperaba que llegase su momento de gloria", dijo Sir Bobby Charlton. Edwards tenía 21 años cuando falleció por las lesiones que sufrió en el desastre aéreo de Múnich el 6 de febrero de 1958. Por entonces el interior había disputado 151 partidos con el United, ganado dos títulos liga y disputado 18 partidos con la selección de Inglaterra.

En los cuartos de final de 1958, Edwards salvó al Manchester United en la ida participando en los dos goles que su equipo marcó en la segunda parte para lograr una ventaja de 2-1 ante el FK Crvena zvezda. Charlton marcó dos goles en la vuelta y el United logró una victoria final por 5-4. Diez años después el United se convirtió en el primer club inglés en ganar la Copa de Europa, y Busby sintió que había honrado la memoria de Edwards y los siete otros jugadores que fallecieron en Múnich.

1960 
Sándor Kocsis, FC Barcelona 
El gran jugador húngaro derribó al Wolverhampton Wanderers FC con cuatro goles en la victoria del Barça por 2-5 en la vuelta en Molineux en marzo de 1960. De forma sorprendente, sus dos goles en la segunda parte llegaron después de recibir inyecciones de un calmante en el descanso tras dislocarse un hombro durante una caída en el primer periodo.

©Getty Images

1962 
John Charles, Juventus El galés, conocido como 'Il Gigante Buono' (El Gigante Bueno), era adorado por los aficionados de la Juve, que en 1997 le eligieron como el mejor fichaje de la historia del club. El delantero centro, que marcó 28 goles en su primera temporada en la Serie A en 1957/58 para ayudar a la Juve a conquistar el título, destacó también como defensa central, y fue en esta posición en la que brilló en el partido de ida de cuartos de final de 1962 ante el Real Madrid CF en Turín.

Solo Alfredo Di Stéfano pudo encontrar la forma de superarles y el Madrid tomó una ventaja de 0-1 antes de la vuelta en España. Charles jugó después un papel importante para infligir al Madrid su primera derrota como local en competiciones europeas, ya que un centro suyo permitió a Omar Sívori marcar el gol que suponía el 0-1. Ese tanto forzó un duelo de desempate en París una semana más tarde que el Madrid ganó por 3-1.

1964 
José Vicente Train, Real Madrid CF
Los blancos ganaron cuatro títulos de liga de forma consecutiva en España entre 1961 y 1964 con la imponente presencia de Vicente en portería. El guardameta tendría la que quizá sea su actuación más memorable en la Copa de Europa de 1964 ante el entonces campeón AC Milan. El Madrid defendía una ventaja de 4-1 y en la vuelta en San Siro encajó dos goles en los primeros minutos. La portería de Vicente recibió un continuo asedio durante gran parte de la segunda mitad, pero este tuvo una heroica actuación, y por una vez eclipsó a sus ilustres compañeros de ataque.

©Getty Images

1969 
Johan Cruyff, AFC Ajax Cruyff y el Ajax dominarían Europa a principios de los años 70 y el SL Benfica fue uno de los primeros en comprobar lo que estaba por llegar cuando ambos equipos se enfrentaron en una épica eliminatoria de cuartos de final en 1969.  El equipo portugués parecía casi clasificado después de su triunfo por 1-3 en Ámsterdam, pero Cruyff marcó dos goles y dio una asistencia en la sorprendente victoria por 1-3 en Lisboa. Después fue el héroe del partido de desempate disputado en París al marcar el primer gol del partido en la prórroga. Más tarde llegaron dos tantos más y el Ajax certificó su pase a las semifinales por primera vez.

1973 
Gerd Müller, FC Bayern München 
'Der Bomber' terminó como máximo goleador de la competición en 1973 con doce goles, aunque el Bayern no llegó más allá de los cuartos de final. En esa fase fue superado por el Ajax, que demostró su enorme estilo con su victoria por 4-0 en la ida en Ámsterdam. Sin embargo, Müller marcaría dos tantos en la victoria por 2-1 ante un Ajax sin Johan Cruyff en la vuelta en lo que sería una prueba más de su enorme capacidad goleadora en su campaña más prolífica en la competición.

1976 
Dominique Rocheteau, AS Saint-Étienne 
El veloz extremo derecho inspiró la más grande remontada del Saint-Étienne en la competición. El gran FC Dynamo Kyiv de Valeriy Lobanovskiy dominaba la eliminatoria tras el 2-0 de la ida, pero el conjunto francés y el rapidísimo Rocheteau en particular pudieron aprovechar el excelente ambiente del Stade Geoffroy Guichard en la vuelta. Después de 90 minutos, la eliminatoria estaba empatada 2-2, y justo cuando más lo necesitaba el equipo de Robert Herbin llegó Rocheteau para hacer el gol de la victoria en el minuto 107.

Se ganó una gran reputación marcando goles cada vez que entraba al campo desde el banquillo, y cuando fue introducido en el terreno de juego por el entrenador del club Bob Paisley en el minuto 72 de su partido de vuelta de cuartos de final ante el St-Étienne, su equipo iba por debajo en la eliminatoria a causa del valor doble de los goles en campo contrario. Solo doce minutos después el jugador de 20 años bajó con el pecho un balón de Ray Kennedy, se marchó de varios defensas y batió con su disparo a Ivan Ćurković para asegurar el pase a semifinales de su equipo y un lugar preferente en los recuerdos de los seguidores del Liverpool.

1980 
Trevor Francis, Nottingham Forest FC 
Un gol del primer jugador que costó un millón de libras había dado el trofeo a su nuevo club, el Forest, en la final de 1979, y Francis volvió a destacar en el camino de su equipo a una segunda final consecutiva. Su actuación en la vuelta de los cuartos de final de 1980 demostró porqué su entrenador, Brian Clough, había decidido que el club gastara tanto dinero en él. El Forest perdió el partido de ida en casa ante el Berliner FC Dynamo, pero Francis brilló en el triunfo por 1-3 en Berlín. En su segundo gol recibió el balón de espaldas a la portería, amagó con girar a un lado, finalmente giró hacia el contrario y disparó hacia la escuadra.

©Getty Images

Un exquisito pase suyo desde el centro del campo en Villa Park dejó al polaco Boniek en una posición envidiable para hacer el 1-2 en la ida. El francés marcó dos goles en la vuelta en Italia y envió a su equipo a semifinales, donde se mediría con el RTS Widzew Łódź.

1986 
Enzo Scifo, RSC Anderlecht 
El equipo belga estaba disfrutando de su mejor etapa a principios de los 80. Había alcanzado las semifinales en 1982 y el año siguiente ganó la Copa de la UEFA. En la campaña 1985/86 contaba con el gran Scifo, que todavía tenía 20 años pero ya destacaba sobremanera como mediapunta. El Anderlecht quedó emparejado con el Bayern en los cuartos de final, y el equipo alemán tomó una ventaja de dos goles en la primera mitad del partido de ida. Las esperanzas del Anderlecht se vieron fortalecidas por el 2-1 marcado casi al final del partido y Scifo dio la vuelta a la situación en Bruselas al poner a su equipo por delante antes de que un segundo gol diera la clasificación al conjunto de Arie Haan.

1991 
Dmitri Radchenko, FC Spartak Moskva 
El Real Madrid de Di Stéfano se marchó de Moscú en marzo de 1991 bastante contento tras aguantar al Spartak y lograr un empate 0-0 en una helada noche en el Lenin Stadium. Pero el partido de vuelta no fue según lo planeado para el club español, y el motivo principal fue el delantero ruso de 20 años Dmitri Radchenko.

A pesar de que Emilio Butragueño había puesto al Madrid por delante al poco de empezar, dos goles de Radchenko dieron a su equipo la ventaja. Un tercer tanto anotado por Valeri Shmarov silenció el Santiago Bernabéu. Como resultado de sus esfuerzos, el gran Radchenko se ganó su fichaje por el Real Racing Club de Santander poco después.

©UEFA.com

1997 
Eric Cantona, Manchester United FC 
Esta era la primera participación del United en cuartos desde 1969 y la primera vez que un equipo inglés llegaba a esta ronda en más de una década, y el francés que había inspirado al United a lograr su primer título de liga en 26 años tuvo el mismo efecto en Europa.

Ante el FC Porto en los cuartos de final Cantona dirigió una gran actuación ofensiva que muchos aficionados del United siguen considerando hoy en día como uno de los mejores partidos de la historia del club. Cantona marcó y puso al United con dos goles de ventaja después de 34 minutos, y un pase suyo desde la izquierda hacia Andy Cole que finalmente terminó con el tercer gol de Ryan Giggs tras una rápida contra dejó sentenciada la eliminatoria.

©Getty Images

2003 
Ronaldo, Real Madrid CF 
Los aficionados del United solo pudieron demostrar su reconocimiento cuando Ronaldo fue sustituido en el minuto 67 del partido de vuelta en Old Trafford. El delantero brasileño había marcado un 'hat-trick' que había dejado la eliminatoria con un triunfo global por 6-5 para el Madrid. Ronaldo marcó el primero tras un sublime pase de Guti, y Zinédine Zidane y Roberto Carlos combinaron para dejarle en bandeja el segundo, pero el tercero que marcó dejó boquiabierto a todo el mundo.

©Getty Images

2007 
Ryan Giggs, Manchester United FC 
Giggs y el United también saben lo que es lograr remontadas espectaculares, y el centrocampista era en esta eliminatoria el único superviviente de la dramática victoria en la final de la UEFA Champions League de 1999. Esta fue casi tan memorable. El equipo había perdidó el partido de ida ante la AS Roma por 2-1, pero cuando solo habían pasado 19 minutos de la vuelta ya ganaba por tres goles y acabó venciendo por un claro 7-1. Giggs, de 33 años, creó cuatro goles gracias a sus inteligentes pases. "Fue nuestro mejor partido. Una magnífica actuación de cada uno de nuestros jugadores", dijo el entonces técnico del United Sir Alex Ferguson.

2009 
Lionel Messi, FC Barcelona 
Elegir solo una actuación de Messi en los cuartos de final es algo complicado, pero la de 2009 ante el Bayern podría ser la mejor. En el partido de ida él y el Barça estuvieron a su mejor nivel. La velocidad con la que movían el balón y el triunvirato de ataque que formaban Messi, Samuel Eto'o y Thierry Henry hacían al equipo azulgrana prácticamente irresistible. Messi marcó dos goles y ayudó a crear los que marcaron Eto'o y Henry. "Messi es un grande y es un placer verle jugar", dijo el entrendor del Bayern Jürgen Klinsmann.

©Getty Images

Champions Matchday es la revista oficial de la UEFA Champions League y está disponible en formato impreso o en formato digital descargándola de manera gratuita. Puedes seguir a la revista en Twitter @ChampionsMag.