UEFA.com funciona mejor en otros navegadores
Para la mejor experiencia posible, recomendamos usar Chrome, Firefox o Microsoft Edge.

Cómo ganó el Barcelona la final

El reportero de UEFA.com Andrew Haslam analiza las claves del triunfo del equipo español en la final sobre la Juventus que le dio su cuarto título en diez años.

El Barcelona celebra su victoria en Berlín
El Barcelona celebra su victoria en Berlín ©Getty Images

La MSN
Lionel Messi y Neymar marcaron diez goles cada uno en la presente UEFA Champions League, la primera vez en la historia de la competición en la que dos jugadores alcanzaban dobles figuras. Ambos acabaron como máximos goleadores de la competición con Cristiano Ronaldo. Es la quinta vez que Messi lidera esta clasificación, aunque la primera vez que comparte el premio.

Con Luis Suárez, que marcó el más crucial de sus siete goles en el minuto 68 de la gran final de Berlín, la MSN anotó 27 de los 31 goles del Barça en la competición, un 87% del total. Los tres dispararon a puerta en seis ocasiones durante la final, más que toda la Juventus junta, y otros ocho disparos no encontraron puerta. En total protagonizaron 14 disparos, los mismos que toda la Juve.

El balón, desde atrás
El patrón se estableció desde el principio. Marc-André ter Stegen y Gianluigi Buffon optaron por saques en corto hacia sus centrales, que abrían el juego en lugar de colocar el balón en largo. Este planteamiento también conlleva un riesgo, y en una de esas jugadas Javier Mascherano cometió un error y Arturo Vidal se hizo con el esférico para que Carlos Tévez tuviese una buena ocasión. Tal es la confianza del Barça en este sentido que Ter Stegen volvió a jugar el esférico con Mascherano en la siguiente jugada.

Iniesta, todo felicidad

Precisión en el pase
Andrea Barzagli, de la Juve, completó los 31 pases que intentó y Stephan Lichtsteiner 23 de los 24 que dio (un 96%), incluyendo que el permitió el disparo de Carlos Tévez y el remate a gol de Álvaro Morata, pero estos dos defensas fueron los únicos jugadores de la Juve cuyo porcentaje de éxito en los pases superó el 88%. Por el contrario, sólo cuatro de los diez futbolistas de campo del Barcelona estuvieron por debajo del 90%.

Sergio Busquets lidera esta estadística con un 95%, mientras los centrales Gerard Piqué y Javier Mascherano están en un 92% y los laterales Jordi Alba y Daniel Alves más el centrocampista Andrés Iniesta llegaron al 91%. En total, el Barcelona completó 495 de los 558 pases intentados (89%). La Juve intentó 337 y tuvo éxito en 281 (un 83%).

Daniel Alves fue clave en la derecha
Daniel Alves fue clave en la derecha©AFP/Getty Images

Ningún otro par de jugadores estuvieron cerca de ese total de 35 pases. Alba e Iniesta combinaron entre sí en 28 ocasiones. Alves aportó salida para el Barcelona por la derecha durante todo el partido, recibiendo un total de 73 pases, mientras que Messi fue el segundo en esa clasificación con 69. En contraste, Andrea Pirlo fue el principal respaldo para la Juve y recibió 38 pases, lejos de las cifras de su rival.

Xavi Hernández se retiró por todo lo alto
Xavi Hernández se retiró por todo lo alto©Getty Images

El centrocampista, clave en los triunfos en 2009 y 2011, estuvo en el banquillo en la final de 2006 y existía la posibilidad de que le ocurriese lo mismo esta vez. Sin embargo, esta vez entró en el campo a falta de 13 minutos para el final, sustituyendo a Iniesta. "Intenté transmitirle entusiasmo y fortaleza. Quedaba muy poco tiempo y era fundamental aportar tranquilidad al equipo", dijo Iniesta del momento en el que cedió el brazalete de capitán a Xavi durante el cambio. Era quizá la última interacción sobre el terreno de juego de dos jugadores que han jugado juntos durante muchos años.

Ivan Rakitić abrió el marcador
Ivan Rakitić abrió el marcador©AFP/Getty Images

Además, Rakitić ha contribuido con dos goles (ambos en las rondas eliminatorias, ante el Manchester City FC en los octavos y ante la Juventus en la final) y una asistencia. Este pase de gol también llegó en un partido crucial, en las semifinales ante el FC Bayern München. Xavi dio asistencias de gol en las finales de 2009 y 2011 y Rakitić puede estar contento de haber tenido también una buena contribución en esta.