El adiós de Iker Casillas al Real Madrid

"Volveremos a vernos por aquí pronto", aseguró un emocionado Iker al cerrar una etapa de 25 años en el club de su vida. Inicia una nueva aventura en el Oporto.

El adiós de Iker Casillas al Real Madrid ©AFP

Su fichaje por el Oporto
"Desde ayer dejé de pertenecer al Real Madrid. Irme al Oporto se debe a dos motivos fundamentales: en primer lugar, por la ilusión que me ha transmitido el presidente, el director y el entrenador [Julen Lopetegui] durante mucho tiempo. En segundo lugar, por las muestras de cariño y afecto que me saben que mi destino es Portugal".

"Ellos me han ganado y estoy muy feliz. Haré todo lo posible para no defraudarles y lucharé al máximo. Gracias al Oporto por haber confiado en mí".

Su carrera en el Real Madrid
"Después de 25 años defendiendo el escudo del equipo más grande del mundo, llega el día más difícil de mi vida deportiva; decir adiós a la institución que me lo ha dado todo. Parece que fue ayer cuando con nueve años vestí por primera vez la camiseta y vi cumplido un sueño".

"Durante todo este tiempo hemos reído, llorado, ganado y perdido. Este club me ha hecho persona y me ha ayudado a crecer inculcándome los valores que defiende este escudo: respeto, compañerismo y, sobre todo, humildad. Yo siempre he tratado de llevarlos conmigo dondequiera que he ido".

"Quiero acordarme de manera muy especial de todos mis compañeros. Hemos vivido juntos momentos únicos e irrepetibles, compañeros con los que he formado una familia. Dejo grandes amigos.

"También quiero reconocer a todos mis entrenadores, desde ahora hasta cuando empecé como niño. Desde [Antonio] Mezquita que me rescató a mi último entrenador, Carlo Ancelotti. De todos he aprendido mucho".

Sobre el cuerpo técnico y la afición madridista

"Para el cuerpo técnico: me han mostrado comprensión, sabiduría, experiencia y profesionalidad en los malos momentos. También hemos compartido la alegría juntos. También a todo el personal del club, que hacen del Real Madrid lo que es el día a día. No los veis, pero está siempre allí"

"A los aficionados del Madrid: gracias por vuestro apoyo incondicional, por ser vuestro capitán en los últimos cinco años, por levantar trofeos".

"No me recordéis por ser un buen o mal portero, quiero que me recordéis como una buena personal. Gracias, y miles de gracias. Nunca os podré olvidar. Donde vaya seguiré gritando, ¡Hala Madrid! Volveremos a vernos por aquí pronto".