Los Barça-Atlético no defraudan

Los de Luis Enrique encarrilaron la eliminatoria de cuartos de la Champions League tras un vibrante encuentro en el Camp Nou, una nueva muestra de que los partidos entre azulgranas y rojiblancos no dejan indiferente a nadie.

El delantero del Barça Luis Suárez marcó dos goles ante el Atlético
El delantero del Barça Luis Suárez marcó dos goles ante el Atlético ©AFP/Getty Images

El partido de ida de los cuartos de final de la UEFA Champions League entre el FC Barcelona y el Club Atlético de Madrid, como suele ser habitual, no ha defraudado. El conjunto rojiblanco firmó una buena primera mitad, adelantándose en el marcador, pero la expulsión de Fernando Torres en el 35' fue determinante para que el Barça saltara al campo tras el descanso con la intención de dar la vuelta al marcador. Y lo consiguió gracias a dos goles de Luis Suárez, el gran protagonista de la noche. Un 2-1 que encarrila la eliminatoria para los azulgranas, que no deberán confiarse porque todavía hay mucho en juego en la vuelta del próximo miércoles en el Vicente Calderón.

La buena primera parte del Atlético
A pesar de que el Barça se hizo con el control del balón en los primeros compases, el conjunto de Diego Simeone no se quedó atrás y fue el primero en ver puerta por mediación de Torres. El delantero vivió lo mejor y lo peor que le puede pasar a un jugador durante un encuentro: marcó el 0-1 en el 25' y fue expulsado por doble amarilla apenas diez minutos después. "Hemos hecho un buen partido hasta que nos hemos quedado con diez. Con diez siempre es complicado jugar y ante el Barça aún más. Al principio del partido hemos estado bien, pero luego 55 minutos se hacen muy largos jugando con diez", explicaba el centrocampista del Atlético Yannick Carrasco.

Suárez encantado con la remontada
Suárez encantado con la remontada

La gran segunda parte del Barça
El paso por los vestuarios fue el mejor remedio para un Barcelona al que le costó crear claras ocasiones de gol en los primeros 45 minutos. "Creo que somos conscientes de que en la segunda mitad además de tener actitud y confianza en nosotros mismos hicimos un buen fútbol, con un buen ritmo, creamos muchas ocasiones y fuimos conscientes de que habría pocos espacios", comentó Luis Suárez, autor de los dos goles del Barça. "Ha cambiado el partido, nosotros hemos atacado mucho, sabíamos que el Atlético tenía uno menos y la verdad es que el equipo ha estado muy bien", contaba un Rafinha que saltó al campo en el minuto 63 después de más de seis meses fuera de los terrenos de juego por lesión.

Suárez, el mejor jugador del partido
El internacional uruguayo fue sin duda el gran protagonista del encuentro. Tras el fulgurante inicio del Barça después del paso por los vestuarios, Luis Suárez fue el único jugador capaz de materializar la superioridad en goles. El 1-1 llegó en el minuto 63 después de encontrarse con un remate defectuoso de Jordi Alba casi en boca de gol, un balón que no dudó en mandar al fondo de la red. El 2-1 que sería definitivo llegó tras un impecable remate de cabeza después de un buen centro de Dani Alves. "Siento mucha alegría por ayudar al equipo", explicó Luis Suárez, que suma ocho goles en la presente edición de la competición.

Tres de tres para Luis Enrique
Esta temporada los encuentros entre azulgranas y rojiblancos han estado de los más parejos. El Barça se llevó el partido de la tercera jornada de Liga en el Vicente Calderón por 1-2 y se dio el mismo resultado el pasado 30 de enero en el Camp Nou (2-1). En la ida de los cuartos de final ha pasado exactamente lo mismo. Lo curioso de la situación es que las tres veces el Atlético ha empezado marcando y el Barça le ha dado la vuelta. "Como en la Liga hemos hecho muy buen partido pero con la tarjeta roja se ha complicado mucho. Nos enfrentamos al mejor equipo del mundo, hemos intentado aguantar pero no hemos podido", apuntaba Antoine Griezmann tras el encuentro. 

Koke se muestra confiado
Koke se muestra confiado

Emoción para la vuelta
La alegría vivida en el Camp Nou por la remontada no debe hacer olvidar que se trata de un resultado muy justo y que para nada la eliminatoria está sentenciada. "En la vuelta con nuestra afición animando podemos conseguirlo", comentaba Carrasco. Por su parte, el capitán del Barça Andrés Iniesta reconoce que el "resultado es buenísimo" pero que "queda una segunda parte de la eliminatoria igual o más dura que esta". El próximo miércoles sabremos si la magia del Calderón es suficiente para dar la vuelta al resultado o si el Barcelona continuará su camino para revalidar el título de campeón ganado el pasado mes de junio en Berlín.