UEFA.com funciona mejor en otros navegadores
Para la mejor experiencia posible, recomendamos usar Chrome, Firefox o Microsoft Edge.

Al Madrid le basta con pegada

Real Madrid - Legia 5-1
Triunfo contundente de un Madrid que no hizo un partido brillante pero que sí mostró la efectividad de sus mejores noches.

Highlights: Real Madrid 5-1 Legia
Highlights: Real Madrid 5-1 Legia

No quiso ir en contra de los pronósticos el Real Madrid ante el Legia de Varsovia e hizo valer su condición de favorito imponiéndose por un contundente 5-1 que le mantiene en lo más alto del Grupo F.

Saltó intenso el Madrid, con ganas de abrir brecha rápido para no encontrarse con un escenario incómodo como le pasó en casa ante el Eibar hace no demasiado tiempo. James Rodríguez se dejó ver pronto, y a Marcelo y a Ronaldo también se les vio especialmente activos en los primeros compases.

Sin embargo, dos errores en dos pases en ataque motivaron dos llegadas claras y en superioridad del Legia que no supieron resolver con éxito ni Thibault Moulin primero, ni Tomasz Jodłowiec después. Pero el gran susto llegó en el minuto 12 con un remate al poste del belga Vadis Odjidja.

Eso hizo reaccionar al Madrid, y Gareth Bale apareció por primera vez en el choque para abrir el marcador. Recorte hacia el centro desde la banda derecha del galés y zurdazo ajustado al poste para convertir el 1-0 y rebajar el ímpetu inicial de un Legia de Varsovia que tardó solo cuatro minutos más en encajar el segundo tras un disparo raso de Marcelo que tocó en Jodłowiec antes de entrar en la portería polaca.

Pero el partido no daba tregua y prácticamente en la siguiente jugada Danilo cometió un penalti que convirtió Miroslav Radović para acortar distancias. Ahí el partido se templó, se acabó el correcalles y el Madrid volvió a tomar el mando. En el minuto 37 una buena jugada de los blancos desembocó en una gran asistencia de Ronaldo para Marco Asensio, que con sangre fría definió a la perfección para devolver los dos goles de ventaja a su equipo.

En el segundo tiempo, que arrancó sin cambios, el control fue local desde el principio. Bale se dejó ver por banda izquierda y no tardó en hacer daño el Madrid con un potente remate de Benzema que despejó bien Arkadiusz Malarz. Al Legia se le veía cada vez más cansado, y eso facilitó el trabajo al club de Chamartín.

Entraron Lucas Vázquez y Álvaro Morata para darle más chispa al ataque del Madrid, y rápidamente le dieron la razón a su técnico con un bonito gol en el minuto 68. El madrileño puso el balón desde banda izquierda y el gallego lo empalmó en el segundo palo para hacer el 4-1.

Con el partido ya totalmente cuesta abajo para el Madrid, Álvaro Morata completó la manita en otra victoria blanca como local que le permite seguir al mando del Grupo F.

Jugador clave: Marco Asensio
El joven mediapunta mallorquín fue titular y no desaprovechó los minutos. Jugando más retrasado de lo habitual, fue capaz de distribuir con solvencia y hacerse un hueco en el marcador tras una buena asistencia de Ronaldo. Sigue demostrando en su primera temporada en el Madrid que es un jugador muy válido para el campeón de Europa.

23 partidos sin perder
La pegada del Real Madrid no siempre le hace ganar, pero casi siempre le permite no perder. Tras esta victoria ante el Legia el equipo blanco encadena 23 partidos sin conocer la derrota, y no todo se lo debe al buen hacer defensivo. El equipo de Zidane es capaz de paliar sus días más grises en esta parcela con una descomunal pegada arriba.

Marcelo, pieza fundamental
Con el brasileño en el campo el equipo blanco es otro. Puede estar más o menos acertado, pero es un jugador capaz de cambiar un partido. Tiene desborde, capacidad para asociarse y sus llegadas son siempre imprevisibles. Cuantos más partidos esté sano y en el campo el heredero de Roberto Carlos, mejor le irá al Madrid.

La opinión del corresponsal

Guille Honrubia, Madrid (@UEFAcomGuilleH)
Ante un rival claramente inferior, el Madrid cuajó un partido irregular en el que volvió a destacar su capacidad para acertar en sus ocasiones de gol. No fue una noche brillante de ninguna de sus estrellas, pero con algunas jugadas bien trenzadas y varios zarpazos desarboló a un Legia tan voluntarioso en su actitud como limitado en sus recursos futbolísticos.