Contra pronóstico: campeones sorprendentes en Europa

Con el Leicester campeón en la Premier League (era colista hace un año), UEFA.com repasa algunos de los principales hitos dados en las 12 grandes ligas continentales.

El Nottingham Forest celebra el título liguero 1977/78 con los policías locales
El Nottingham Forest celebra el título liguero 1977/78 con los policías locales ©Getty Images

Con el Leicester City conquistando con orgullo la Premier League inglesa desafiando a todos los pronósticos, UEFA.com quiere recordar a algunos campeones de liga inesperados en 12 campeonatos europeos.

Bélgica: Genk (1998/99)
Fundado en 1988 por la fusión del Thor Waterschei y el Winterslag, el Genk continuó creciendo tras lograr el ascenso a la primera categoría belga en 1996. Aimé Anthuenis lideró a un equipo donde brillaban István Brockhauser, Thordur Gudjonsson, Besnik Hasi, Souleymane Oulare y Branko Strupar, y que logró el título en 1999. "La directiva atendió mis deseos y había una gran plantilla. Mucha de aquella gente aún trabaja allí, y la continuidad es buena", recordó Antheunis tras lograr el Genk su tercer título en 2011.

Inglaterra: Nottingham Forest (1977/78)
Brian Clough ganó la liga inglesa en 1971/72 con el Derby County, y aquel fue un gran logro, pero logró repetir con un Forest que había logrado a duras penas el ascenso en 1976/77. El equipo de Clough y Peter Taylor acabó siete puntos por encima del campeón de Europa, el Liverpool, al que luego ganó en la final de la Copa de la Liga también. "Soy un poco estúpido y un poco idealista. Queremos entretener, llenar los campos y hacer feliz a la gente", declaró. Hizo eso y mucho más.

Olivier Giroud lidera las celebraciones del Montpellier
Olivier Giroud lidera las celebraciones del Montpellier©AFP/Getty Images

Francia: Montpellier (2011/12)
El Mónaco (1978), el St-Etienne (1964) y el Burdeos (1950) ganaron la liga francesa como recién ascendidos, pero el éxito del Montpellier en 2012 fue tal vez el más sorprendente, sobre todo por los grandes fichajes acometidos por el Paris Saint-Germain tras la llegada en 2011 de su nuevo propietario catarí. Pero el modesto equipo de René Girard se llevó la liga gala. "Esto demuestra que no hay que temer a nadie y que el dinero no compra la felicidad", afirmó el técnico.

Otto Rehhagel, triunfador en el Kaiserslautern
Otto Rehhagel, triunfador en el Kaiserslautern©Getty Images

Alemania: Kaiserslautern (1997/98)
Una victoria por 0-1 en casa del Bayern de Múnich es la mejor manera de iniciar una Bundesliga para cualquier equipo recién ascendido. El Kaiserlautern de Otto Rehhagel empezó fuerte y nunca aminoró el paso, proclamándose campeón a falta de un jornada. "Esto es algo que no volverá a pasar nunca", afirmó Rehhagel tras levantar el trofeo. La historia de momento le ha dado la razón, aunque el alemán tal vez eclipsó este éxito con otro milagro, ganar la UEFA EURO 2004 con Grecia.

Grecia: Larissa (1987/88)
Una victoria por 1-0 sobre el Iraklis el 1 de mayo de 1988, a falta de una jornada, el Larissa se proclamó campeón de Grecia para hacer que por primera vez (y única de momento) que un equipo de fuera de Atenas o Salónica ganase el campeonato. Vasilis Karapialis fue uno de los talentos locales de ese equipo de Jacek Gmoch. “Empezamos de la nada. Trajimos nueve jugadores nuevos y los resultados llegaron. Estaba muy bien organizado como club y no fue casualidad que ganara la liga”.

Los jugadores del Verona, 30 años después de su título
Los jugadores del Verona, 30 años después de su título©Getty Images

Italia: Verona (1984/85)
El Verona había acabado cuarto y sexto en la Serie A, y llegó a la final de la Coppa Italia en sus primeras temporadas tras ascender en 1982, aunque nadie esperaba que el equipo de Osvaldo Bagnoli fuera a llevarse el título en 1984/85. Los fichajes de Hans-Peter Briegel y el delantero danés Preben Elkjær demostraron ser decisivos, 'Den Gale Mand fra Lokeren' (el loco de Lokeren) marcó un antológico gol sin bota ante la Juventus. "No me arrepientó de no haber jugado nunca en un grande. El Verona, ese Verona, era el más grande de todos", afirmó Elkjær.

El AZ, durante la final de la Copa de la UEFA de 1981
El AZ, durante la final de la Copa de la UEFA de 1981©Getty Images

Holanda: AZ Alkmaar (1980/81)
El Ajax, el Feyenoord y el PSV han monopolizado la liga holandesa desde 1964, pero fue eclipsado por el AZ de Georg Kessler con el 'doblete' en 1980/81 y llegó a la Copa de la UEFA, donde perdió con el Ipswich Town. "Empecé en 1978 con un equipo normal, y en tres años lo hice crecer", afirmó Kessler. Dirigido por los hermanos Klaas y Cees Molenaar, que hicieron fortuna con una cadena de tiendas de electrodomésticos, el AZ se desvaneció y no ganó una liga holandesa hasta 2009 a las órdenes de Louis van Gaal.

Jaime Pacheco, entrenador del Boavista
Jaime Pacheco, entrenador del Boavista©Getty Images

Portugal: Boavista (2000/01)
55 años después de que Os Belenenses se convirtiese en el primer campeón en romper la hegemonía de los tres grandes de Portugal (Benfica, Oporto y Sporting), el Boavista de Jaime Pacheco se convirtió en el segundo club en lograr una liga para los conjuntos pequeños. Fue una plantilla realizada a imagen de Pacheco, una persona que peleaba cada balón como si su vida dependiese de él. Un triunfo por 1-0 ante el Oporto, líder y rival de la ciudad, a mitad de la temporada elevó a las panteras a la cabeza de la tabla, y un 3-0 en casa ante el Aves selló el título a falta de una jornada.

Un gesto peculiar de Kurban Berdyev
Un gesto peculiar de Kurban Berdyev©Getty Images

Rusia: Rubin Kazan (2008)
Kazán es una ciudad más conocida por el hockey hielo, el baloncesto y el voleibol, pero esto cambió cuando el Rubin confió en Sergei Semak, Gökdeniz Karadeniz, Serhiy Rebrov y  Savo Milošević para celebrar su 50 aniversario como club. El conjunto dirigido por Kurban Berdyev ganó sus primeros siete partidos y ya no perdió el liderato. "He esperado mucho tiempo para que llegase este éxito y, gracias a Alá, lo tenemos", afirmó el famoso entrenador asceta, que demostró que no fue una casualidad retener el título la temporada siguiente.

Las celebraciones ligueras del Atlético
Las celebraciones ligueras del Atlético©AFP

España: Atlético de Madrid (2013/14)
"Hoy será uno de los días más importantes en la historia del club", declaró el técnico Diego Simeone después de que su equipo se coronase como campeón de Liga acabando con nueve temporadas de Real Madrid y Barcelona. El 1-1 en el Camp Nou en la última jornada certificó el décimo título del Atlético, el primero desde 1996. Los rojiblancos perdieron solamente cuatro encuentros en toda la temporada y recibieron únicamente 26 goles en 38 jornadas. Teniendo en cuenta el calibre de sus rivales, un hito histórico.

La celebración del gol del Bursaspor
La celebración del gol del Bursaspor©Bursaspor

Turquía: Bursaspor (2009/10)
La gran sorpresa en la historia de la Süper Lig turca, el éxito de Bursaspor fue el único conjunto en arrebatar el título a la ciudad de Estambul desde 1984. Con jugadores clave como Pablo Batalla, Volkan Şen, Sercan Yıldırım y Ozan İpek, los cocodrilos lograron el campeonato tras un 2-1 ante el Beşiktaş y gracias al 1-1 del Fenerbahçe en casa contra el Trabzonspor. "Siempre estuvimos esperando dar el salto si el Fenerbahçe perdía puntos", afirmó el técnico Ertuğrul Sağlam. "Todo Bursa ha hecho historia".

Ucrania: Tavriya Simferopol (1992)
El Shakhtar Donetsk o el Dínamo de Kiev había logrado cada título ucraniano desde la primera temporada, que se disputó durante cuatro meses en 1992, con los equipos divididos en dos grupos. El Tavriya ganó su grupo, pero los hombres de Anatoliy Zayaev ejercieron de tapados cuando superaron al Dínamo, el otro campeón de grupo, en la final de Lviv. Serhiy Shevchenko no siguió el guión habitual e hizo el único gol a falta de 14 minutos para dar el título al ahora desaparecido Tavriya.