UEFA.com funciona mejor en otros navegadores
Para la mejor experiencia posible, recomendamos usar Chrome, Firefox o Microsoft Edge.

Final perfecto para el Plzeň

El tanto en el minuto 90 de Wágner supuso la victoria de los checos ante el CSKA y la despedida perfecta de su técnico Pavel Vrba, que pasa a ser seleccionador de la República Checa.

Los jugadores del equipo de Pilsen saludan a su afición tras el partido
Los jugadores del equipo de Pilsen saludan a su afición tras el partido ©AFP/Getty Images

El ambiente en el vestuario del FC Viktoria Plzeň era de euforia total según el centrocampista Daniel Kolář después de que el gol en el minuto 90 de Tomáš Wágner pusiera el 2-1 en el marcador ante el PFC CSKA Moskva y asegurara un puesto para los checos, en detrimento de los rusos, en la UEFA Europa League al garantizar el tercer puesto del Grupo D de la UEFA Champions League. "Siemplemente ha sido un final perfecto", declaró Wágner tras salir del banquillo para celebrar con su equipo un emotivo adiós para Pavel Vrba, que saboreó una dulce victoria antes de dejar su puesto para comenzar a dirigir a la selección de la República Checa.

Daniel Kolář, centrocampista del PlzeňLa euforia tras el partido era tremenda, estábamos felices tras lograr la victoria. El curso del partido no fue a nuestro favor. Empezamos bien. Nuestro plan inicial era marcar rápido, porque pensábamos que con el 1-0 sería suficiente, pero al mismo tiempo necesitábamos no encajar. Estábamos muy concentrados en ese plan, el objetivo era no recibir goles.

La expulsión nos ayudó mucho y desde entonces el CSKA bajó su ritmo al estar con diez hombres, teníamos el partido bajo control y les pusimos bajo mucha presión. Nunca perdí la fe en que el gol llegaría. En la primera parte Milan Petržela tuvo una gran ocasión, y luego David Limberský mandó un balón fuera desde el borde del área. Pero en los partidos de Champions League nunca se tiene diez ocasiones de gol. En estos partidos tienes que aprovechar cada oportunidad. En la primera parte no acertamos, pero mantuvimos la confianza.

Tomáš Wágner, delantero del PlzeňTras el partido las sensaciones son muy buenas. Todos buscábamos este resultado tan deseado y lo hemos logrado en el último minuto. Íbamos 1-1 cuando salí del banquillo y está claro que el objetivo de un delantero en estas situaciones es el de marcar un gol. Tenía fe en poder marcar, llevaba con esa sensación todo el día y sabía que si tenía diez minutos o algo más de tiempo marcaría.

El centro iba al centro del área, Marek Bakoš me ayudó a poder preparar el disparo porque bloqueó uno de los intentos de un defensa por despejar. Mi objetivo era pegarle al balón hacia la portería y estoy realmente feliz de haberlo conseguido. Ha sido un final sencillamente perfecto para nuestro entrenador Pavel Vrba. Hemos ganado, asegurado la tercera plaza del grupo y logrado la clasificación para la Europa League. Hemos jugado como un equipo, todo el mundo ha contribuido a este éxito.

Pavel Horváth, centrocampista del PlzeňEl CSKA ha hecho un buen partido hoy, tienen jugadores muy buenos como Zoran Tošić. Creo su sustitución nos ayudó porque estaba siendo uno de sus mejores jugadores. Luego la tarjeta roja nos ayudó a irnos arriba con más gente. Siempre es emocionante ganar con un gol en el último minuto, pero sigo prefiriendo los partidos que se controlan desde el principio. A partir del minuto 85 deje de mirar el tiempo en los videomarcadores, no quería saber cuánto tiempo nos quedaba. Pero aún pensaba que íbamos a aprovechar alguna de nuestras ocasiones.

Keisuke Honda, delantero del CSKAHa sido un partido muy duro para nosotros. Íbamos 0-1 y nos han empatado. Con el empate estábamos clasificados para la Europa League, pero al final no lo hemos conseguido.