UEFA.com funciona mejor en otros navegadores
Para la mejor experiencia posible, recomendamos usar Chrome, Firefox o Microsoft Edge.

Lleva tu juego al siguiente nivel: Roberto Carlos sobre el arte de centrar

Aprende de uno de los maestros de todos los tiempos con los consejos de la leyenda del Real Madrid y de la selección brasileña.

Cabeza alta para centrar. Roberto Carlos se prepara para dar un pase en la final de la Champions de 2002
Cabeza alta para centrar. Roberto Carlos se prepara para dar un pase en la final de la Champions de 2002 Popperfoto via Getty Images

"Asistir es como marcar", declara Roberto Carlos sobre una de sus grandes virtudes como jugador. "Dar el balón al delantero y darle la posibilidad de marcar es muy importante para el equipo".

Tres veces campeón de la UEFA Champions League con el Real Madrid, Roberto Carlos marcó algunos goles espectaculares durante su carrera, pero también disfrutó mucho dando precisas asistencias de gol a sus compañeros. La evolución de los laterales hasta convertirse en jugadores netamente ofensivos ha sido uno de los grandes cambios que ha vivido el fútbol en la era moderna, y en esa transformación Roberto Carlos tuvo mucho que ver.

La pegada de Roberto Carlos
La pegada de Roberto Carlos

"El trabajo de un lateral moderno no consiste sólo en centrar sino también meter goles. Pienso que somos la sorpresa dentro de un partido. Pero claro, en el Real Madrid, una de las cosas más importantes, teniendo a grandísimos delanteros, iba a ser por entrar por banda y centrar a la cabeza o a los pies de los grandísimos delanteros que teníamos".

Excelente en la lectura del juego, Roberto Carlos solía conocer exactamente cómo convertirse en el "elemento sorpresa" tan pronto como recibía el balón en su propio campo. "Una vez que cruzaba la línea de medio campo, sabía más o menos dónde iba a pasar el balón. O bien se lo pasaba a un delantero, o bien jugaba una pared con un centrocampista y luego centraba el balón rápidamente".

La asistencia más famosa de la carrera de Roberto Carlos es una muestra de su capacidad para improvisar. Fue el pase que el brasileño le dio a Zinédine Zidane en la final de la UEFA Champions League 2001/02 que el francés finalizó de la manera más espectacular posible.

La volea de Zidane en la final de 2002 vista desde todos los ángulos
La volea de Zidane en la final de 2002 vista desde todos los ángulos

"Yo quería un pase mucho más normal, pero el problema es que venía con muchísima velocidad y cuando Solari me hace el pase, que va botando, tenía un alemán de dos metros detrás de mí. Como el balón veía botando… veo que alguien de blanco viene por dentro para rematar y hago un pase perfecto, porque si fuera malo Zizou tenía que controlar, y de primera mete uno de los goles, sino el gol más lindo de la Champions League".

Recordando a grandes delanteros con los que compartió equipo como Raúl González, Ronaldo, Ruud van Nistelrooy o Davor Šuker, Roberto Carlos también señala que lo crucial es buscar con los centros las zonas peligrosas. "Hay que saber centrar entre la defensa y el portero el balón al primero o al segundo palo, porque en el centro de la defensa normalmente el defensor lo saca. Entre la defensa y el portero se complica mucho. O incluso puedes sacar un autogol, o tu delantero se adelanta y logra el gol".

Mira el vídeo para subir al Next Level con Roberto Carlos.