Exhibición del Arsenal ante el Oporto

Arsenal FC - Porto FC 5-0 (Global: 6-2)
Los goles de Bendtner, Nasri y Eboué encarrilaron el pase a los cuartos del equipo inglés, muy superior en este partido de vuelta a su rival.

Nicklas Bendtner (Arsenal FC)
Nicklas Bendtner (Arsenal FC) ©Getty Images

El Arsenal FC logró con autoridad su pase a los cuartos de final de la UEFA Champions League gracias a un auténtico vendaval de fútbol que desarboló al FC Porto. Dos goles de Nicklas Bendtner en la primera parte encarrilaron el pase del equipo inglés muy superior en el campo gracias a la fantástica actuación de Samir Nasri y Andrei Arshavin. El centrocampista galo protagonizó una de las mejores jugadas del torneo con un tercer gol pleno de fantasía y habilidad.

Arsène Wenger tuvo que modificar su planteamiento inicial ante la baja de su capitán y estandarte, Cesc Fàbregas. La lesión del centrocampista español obligó al técnico local a modificar su planteamiento otorgando galones a Samir Nasri y a Tomáš Rosický. Por parte del Oporto, Jesualdo Ferreira colocó en el banquillo a Cristian Rodríguez y dejó la iniciativa del ataque a Hulk, Falcao y Silvestre Varela. Dada la titularidad del gigante danés Bendtner, los focos estuvieron en el titánico duelo aéreo entre el delantero y el central luso Bruno Alves.

Tras unos primeros compases de tanteo, la intensidad del Arsenal se hizo con el encuentro, abriendo el campo y buscando las bandas en busca de Bendtner. De esta forma llegó la primera ocasión clara del encuentro, con un centro pasado desde la izquierda que remató de cabeza Andrei Arshavin. Fue el primer aviso para un Arsenal que no perdonó en su segundo intento. Entonces Nasri colocó un gran pase en profundidad al ruso, que se plantó ante Helton. El guardameta chocó con el delantero y con un defensa del Oporto, lo que aprovechó Bendtner, que no erró en el 10'.

El Oporto tardó en entrar en el partido, algo que pagó con creces. El ritmo y el desborde de Arshavin volvió loco a la zaga visitante, incapaz de frenar todos los frentes ofensivos del Arsenal. De esta forma llegó el segundo tanto local en el 25'. Fucile, defensa del Oporto, se equivocó en la salida de la balón, lo que permitió a Arshavin colarse en el área y dar el pase de la muerte para un desmarcado Bendtner que sólo tuvo que empujar el balón a la red en el 25'.

Con un Manuel Almunia inédito, el Arsenal no cesó en su torrente de fútbol. Nasri y Arshavin se convirtieron en una pesadilla para el Oporto en este primer tiempo, y fue el internacional ruso el que perdonó el tercero a puerta vacía tras una gran jugada individual de Nasri. Incluso antes del descanso Helton se vio exigido con una gran parada a cabezazo de Abou Diaby tras saque de esquina.

Tras la demostración del Arsenal en la primera parte, Ferreira reaccionó desde el banquillo dando entrada a Rodríguez, algo que mejoró al Oporto. Con más mordiente en el campo el equipo luso comenzó a llegar con peligro al área de Almunia, que detuvo un peligroso disparo de Falcao tras la reanudación. Con el balón en los pies el Oporto mostró su potencial y rozó de nuevo el tanto con un cabezazo de Rodríguez que salvó bajo palos Nasri, aunque el Arsenal no tardó mucho en recuperar su mejor fútbol.

El jugador francés fue el encargado de poner el broche de oro al partido del Arsenal con una jugada de ensueño. Recogió el balón en la banda izquierda y, rodeado de tres rivales, se coló en el área en una demostración de habilidad para soltar un disparo ajustado al palo. Una genialidad que llevó el éxtasis a la grada. No fue la última ocasión del Arsenal, ya que pocos minutos después firmó Emmanuel Eboué firmó el cuarto tanto tras un rápido contraataque.

Con este tanto el Oporto se rindió a la evidencia y el encuentro bajó su ritmo con el carrusel de cambios en los últimos minutos. Helton pudo encajar algún tanto más pero el resultado no se movió hasta los minutos finales, cuando Bendtner completó su particular 'hat-trick' desde el punto de penalti. El Arsenal, gracias a su demostración de este martes, estará en la próxima ronda de la UEFA Champions League.

Arriba