Primer triunfo del Copenhague

FC København - Galatasaray AŞ 1-0
El campeón danés logró los tres puntos e iguala con el combinado de Mancini en la segunda plaza del Grupo B.

Tras defender la portería en las dos derrotas seguidas a domicilio, el meta del Copenhague está deseando volver a casa en la cuarta jornada de la fase de grupos de la UEFA Champions League.

El FC København logró su primera victoria en la fase de grupos de la UEFA Champions League gracias al tanto tempranero de Daniel Braaten ante el Galatasaray AŞ.

El delantero Braaten fue el único jugador capaz de marcar en una primera parte llena de posibilidades en ambas porterías, con el Copenhague tratando de vengar su derrota a mano de los turcos en la tercera jornada. Mientras que el segundo periodo fue dominado por el Galatasaray, el equipo de Ståle Solbakken consiguió llevarse la victoria para igualar a cuatro puntos en el Grupo B.

Con la grada local y la visitante combinándose para crear un ambiente extraordinario una hora antes del partido, sólo seis minutos bastaron para que el Parken explotase de júbilo. Después de que Rúrik Gíslason recibiese por la derecha, envió un centro al área de penalti que el internacional noruego Braaten se encargó de finalizar de tacón.

El campeón danés, que había empatado ante la Juventus en la primera jornada, pudo sentir que otro gran resultado podía darse en su feudo, y un minuto más tarde, Nicolai Jørgensen estrelló un testarazo en la madera. La presión provocó otra gran oportunidad para Gíslason en el 18'. Jørgensen volvió a estar involucrado en otra jugada mostrando su gran habilidad con el balón antes de ceder a Gíslason, cuyo disparo fue negado por una entrada en el último momento. En la portería del Galatasaray estaba la cuarta opción, Eray İşcan.

La rapidez siguió y poco después el delantero Burak Yılmaz se encontró totalmente solo en el área para intentar convertir un centro de Didier Drogba. Una vez más, Johan Wiland acudió al rescate de los daneses, como ya hizo ante la Juventus. Bruma pudo marcar, pero el esfuerzo se marchó fuera.

Con tres minutos por jugarse del primer periodo, Braaten pudo doblar su cuenta goleadora para los locales. Un contragolpe desembocó en el mano a mano con Eray, pero el meta sacó con las manos. Drogba falló una ocasión muy clara momentos antes del descanso.

Pese, o quizás por, a la brillante primera mitad, el Copenhague parecía cansado después de la reanudación, y la resistencia danesa se redujo significativamente. Parecía que el empate era inminente para los hombres de Roberto Mancini con una asfixiante presión sobre el Copenhague. Pero de alguna forma, los nórdicos consiguieron no ceder y acaban igualados a puntos con los de Estambul en el Grupo B.

Arriba