2002/03: Shevchenko da la sexta al Milan

©Getty Images

Juventus FC- AC Milan 0-0 (El Milan gana 3-2 en penaltis)

Las semifinales de la UEFA Champions League 2002/03 estuvieron dominadas por los equipos italianos. AC Milan, Iternazionale Milano y Juventus FC pelearon por el título, pero fueron los rossoneri los que consiguieron la victoria en Old Trafford ante la Juve. Lo hicieron tras un partido poco vistoso y con Andriy Shevchenko marcando el último lanzamiento de la tanda de penaltis después de 120 minutos sin goles.

Inzaghi brilló
El Milan podía haber evitado un partido así. Fue uno de los pocos partidos en los que Filippo Inzaghi no consiguió marcar en esta increíble campaña para el hombre dirigido por Carlo Ancelotti. Inzaghi consiguió un ‘hat-trick’ en Milán ante el RC Deportivo La Coruña en el primer partido de su grupo, liderando la lista de goleadores del torneo con 12 goles en 16 partidos.

Ante el Madrid, en la fase de grupos
En la segunda fase, el Milan se las tuvo que ver con el defensor del título, el Real Madrid CF, ganando un partido y perdiendo otro en los enfrentamientos entre ambos, pero finalizando primero de grupo, para encontrarse en cuartos de final con el AFC Ajax. A los holandeses los derrotaron 3-2, y en semifinales el rival sería el Inter.

Shevchenko decidió
Tal y como se esperaba, las defensas dominaron ambos enfrentamientos. El Inter cumplió en el campo del Milan con un empate sin goles, pero el partido de vuelta fue diferente. Shevchenko consiguió adelantar a su equipo al filo del descanso, pero Obafemi Martins consiguió el empate e hizo que los últimos siete minutos de partido fueran de infarto. Al final, el empate daba el pase al Milan por el valor doble de los goles en campo contrario.

A las puertas
La Juve estuvo a punto de quedarse en el camino. Los bianconeri sólo pudieron ser segundos de grupo tras perder tres de los seis partidos. Además, fue un gol en el tiempo extra de Pablo Zalayeta ante el Barça lo que le dio el pase a cuartos de final. La Juve se enfrentó al Madrid en busca de una plaza en la final frente al Milan, pocos días después de ganar el Scudetto. Sin embargo, la celebración de la Juve no se culminó en Manchester. La final fue una batalla defensiva, en la que el Milan, en la tanda de penaltis, se proclamó campeón de Europa por sexta vez.

Arriba