UEFA.com funciona mejor en otros navegadores
Para la mejor experiencia posible, recomendamos usar Chrome, Firefox o Microsoft Edge.

Escocia intentará alcanzar a los checos

El seleccionador británico Craig Levein quiere volver a meterse en la lucha por la UEFA EURO 2012 intentando alcanzar a la República Checa y optar al puesto de play-off en el Grupo I.

Craig Levein es el seleccionador escocés
Craig Levein es el seleccionador escocés ©SFA

Escocia quiere meterse de nuevo en la lucha por entrar en la UEFA EURO 2012 recibiendo a la República Checa que ocupa la segunda plaza en el Grupo I.

• Los escoceses están cinco puntos por detrás que sus rivales y tienen pocas posibilidades de alcanzar a una líder sólida como España. Sin embargo, al contar con un partido menos que los checos, todavía podrían arrebatarle este puesto y lograr acceder a los play-off.

• Los checos fueron mejores en el partido de ida de este Grupo I que se disputó en Praga el 8 de octubre del pasado año y que se saldó con la victoria local por 1-0 con un tanto de Roman Hubník a falta de 21 minutos del final en el Eden Stadium.

• El registro de Escocia en sus 14 choques ante la República Checa y Checoslovaquia es de siete triunfos y siete derrotas, pero en casa los resultados son positivos con cinco victorias y un solo partido perdido.

• El único envite vencido por los checos en Escocia se produjo en la clasificación para la UEFA EURO 2000 el 31 de marzo de 1999. Jan Suchopárek y Vladimir Šmicer pusieron a la República Checa por delante en el Celtic Park, con el tanto de Eoin Jess para acortar distancias tras el descanso.

• Los dos países se vieron las caras el 3 de marzo de 2010 en el que fue el debut de Craig Levein como seleccionador de Escocia, que se saldó con el triunfo de los británicos con el gol solitario de Scott Brown en contra de la lógica en Hampden Park.

• Esa victoria puso fin a una racha de tres derrotas consecutivas contra la República Checa y supuso la primera victoria tras la disolución de Checoslovaquia.

• Tal vez el partido más extraño que se disputó entre Checoslovaquia y Escocia fue en la clasificación para la Copa Mundial de la FIFA de 1962. Ambos acabaron igualados en la primera plaza del Grupo 8 y fue necesario un play-off en territorio neutral para decidir quién sería el propietario del billete para la fase final en Chile. Al final, los checos se impusieron por 4-2 en la prórroga tras empatar 2-2 en Bruselas.