UEFA.com funciona mejor en otros navegadores
Para la mejor experiencia posible, recomendamos usar Chrome, Firefox o Microsoft Edge.

Chiesa sigue los pasos de su padre para que Italia siga soñando con la EURO 2020

El reportero de EURO2020.com, Paolo Menicucci, reflexiona sobre la relación padre-hijo, las aspiraciones de Italia en el torneo y una conversación con Hernán Crespo.

Federico Chiesa celebra su gol en Wembley
Federico Chiesa celebra su gol en Wembley POOL/AFP via Getty Images

Tras el gol de Federico en la prórroga del partido de octavos de final contra Austria en Wembley, Enrico y Federico Chiesa se han convertido en los primeros padre e hijo que marcan en una fase final de la EURO.

El jugador de 23 años llegó al torneo con grandes expectativas tras una buena primera temporada en la Juventus y en principio se le consideraba titular en el equipo de Roberto Mancini. Sin embargo, Domenico Berardi ha sido el elegido para los dos primeros partidos y ni siquiera el recibir el trofeo como Estrella del Partido contra Gales en la tercera jornada fue suficiente para que Chiesa se ganase el puesto contra Austria.

La victoria de Italia contra Austria en la prórroga


"No es momento de hacer un cambio, relájate, tómatelo con calma". Así reza la canción 'Father and Son' de Cat Stevens. Sin embargo, como Italia carecía de la fluidez y el peligro contra Austria que le había caracterizado durante la fase de grupos, Mancini, que jugó con Enrico en la Sampdoria en la 1995/96, recurrió a Chiesa hijo en el minuto 84.

Italia obtuvo su recompensa en los primeros minutos de la prórroga, cuando el delantero controló el balón en el segundo palo, se perfiló hacia dentro y remató con la zurda.

"Todos queremos jugar, demostrar nuestras cualidades, salir al campo y hacerlo lo mejor posible para la selección. Este es nuestro sueño de la infancia", declaró Chiesa a EURO2020.com tras el partido. "El seleccionador elige a 11 de nosotros, pero como ya he dicho en el pasado, somos 26 jugadores de primera clase y esta noche lo hemos demostrado".

"Por eso el entrenador pide a la gente del banquillo que estén muy atentos al partido, para que entren con ganas y marquen la diferencia".

Chiesa hizo exactamente eso. Matteo Pessina hizo lo mismo, demostrando la profundidad de banquillo de la que dispone Mancini. Su elección del once titular para el partido de los cuartos de final promete ser complicada.

Recuerdo una charla con el delantero argentino Hernán Crespo tras una entrevista hace casi diez años. "El hijo de Enrico, Federico, se convertirá sin duda en un gran jugador", dijo Crespo, antiguo compañero de Enrico en el Parma. "Lo he visto jugar en el jardín de su casa desde que era un niño. Es increíble, tiene exactamente los mismos movimientos que su padre". Aquellas fueron unas palabras proféticas.

El gol de Nedvěd ante Italia en la EURO '96
El gol de Nedvěd ante Italia en la EURO '96

Enrico también marcó en territorio inglés, en Anfield, en la EURO de 1996. Italia se enfrentaba a la República Checa y, tras el tempranero gol de Pavel Nedvěd, fue Chiesa quien igualó el marcador aquel día. Italia se quedó con diez hombres por la expulsión de Luigi Apolloni y los italianos acabaron perdiendo por 2-1, un resultado que contribuyó a su eliminación en la fase de grupos de aquella edición.

Otra línea de esa canción de Cat Stevens: "Mañana seguirás aquí, pero puede que tus sueños no". Los sueños de Italia en la EURO 2020, sin embargo, siguen vivos, y ahora más que nunca. De hecho, con Chiesa en un estado de forma tan brillante, los italianos estarán preparados bien toque la Portugal de Cristiano Ronaldo o la Bélgica de Romelu Lukaku en los cuartos de final.

"Son dos grandes equipos, pero espero que Cristiano pase, porque sería increíble enfrentarse a él en cuartos de final. He jugado con él este año y es uno de los mejores de la historia. Ya veremos, vivimos el momento y no queremos pensar mucho en lo que pueda pasar en el futuro".

Descarga la app de la EURO