UEFA.com funciona mejor en otros navegadores
Para la mejor experiencia posible, recomendamos usar Chrome, Firefox o Microsoft Edge.

Dinamarca, unida por "la alegría del juego y la alegría de vivir"

El reportero de EURO2020.com, Sture Sandø, reflexiona sobre la extraordinaria trayectoria de Dinamarca hasta los cuartos de final.

Un homenaje en forma de aplauso para Christian Eriksen en la segunda jornada en el partido de Dinamarca contra Bélgica
Un homenaje en forma de aplauso para Christian Eriksen en la segunda jornada en el partido de Dinamarca contra Bélgica Getty Images

"A lo largo de los años, hemos hablado de lo único que es este grupo y a veces se oye eso con demasiada frecuencia. Puede ser un poco aburrido escuchar lo fantásticos que creemos que somos, pero cuando las cosas se ponen difíciles, puedes ver cómo reacciona la gente."

Esas fueron las palabras del guardameta danés Kasper Schmeichel el 14 de junio, apenas 36 horas después de la emergencia médica de Christian Eriksen durante el primer partido de la selección danesa contra Finlandia.

El tiempo se detuvo para los que estábamos en el partido de Copenhague ese día. La imagen de los compañeros de Eriksen formando espontáneamente un cordón de protección a su alrededor mientras recibía tratamiento se quedará conmigo para siempre.

Mensaje de apoyo a Christian Eriksen
Mensaje de apoyo a Christian Eriksen POOL/AFP via Getty Images

Dinamarca estaba en shock, pero aun así fue un equipo unido, un país entero unido. "Estoy deseando empezar a entrenar", dijo el delantero Martin Braithwaite. Schmeichel expresó sentimientos similares: "Creo que será bonito volver a tocar un balón y recuperar la sensación de alegría". El equipo necesitaba volver a jugar al fútbol tras ese gran susto.

"No sólo vamos a jugar por Christian", dijo el seleccionador Kasper Hjulmand antes del partido de la segunda jornada contra Bélgica. "Vamos a jugar por lo que somos, por nuestra identidad y por toda Dinamarca, que vivió lo que nos pasó. No hemos terminado este torneo".

Esas palabras parecen ahora proféticas, pero Hjulmand no es un adivino. Es un entrenador que conoce a su equipo y sabe lo que este es capaz de hacer. Ha conseguido que se unan lo suficiente como para hacer un buen partido contra los números uno del mundo a pesar de la derrota.

"No creo que haya vivido algo tan emotivo antes", dijo Pierre-Emile Højbjerg tras la derrota por 2-1. "Nunca. Era como si todo el mundo estuviera unido en torno a esta cosa. Nunca lo había visto ni sentido, una cosa es ver y otra sentir. Nunca lo había sentido y fue muy difícil de explicar".

El ambiente hizo algo al equipo. Los jugadores conmovieron a los aficionados y los aficionados conmovieron a los jugadores. Jannik Vestergaard lo expresó mejor.

"He encontrado al niño que llevo dentro, el niño que jugaba en el patio del recreo, de cuando era un niño", dijo. "Ese niño pequeño que llevamos disfruta de la alegría del juego y de la alegría de la vida, en general, ha aflorado en todos nosotros, y creo que eso se ha podido ver sobre el campo".

La celebración de los aficionados daneses en Copenhague
La celebración de los aficionados daneses en Copenhague

Esto fue después de dos derrotas. Se demostró que en la concentración de Dinamarca había algo en marcha, estaban motivados por algo diferente. Tras las dos derrotas llegó la tercera jornada contra Rusia.

Cuando Andreas Christensen disparó desde lejos para poner a los anfitriones por delante (3-1), el Parken Stadium se vino abajo.

"Fue la primera vez que veía un apoyo así", dijo el guardameta ruso Matvei Safonov tras el partido. "Uno de sus jugadores acababa de completar un pase y todo el estadio se ponía en pie".

Joakim Mæhle, que puso la guinda al pastel con el 4-1, añadió: "Hemos descubierto que hay cosas más importantes en la vida que el fútbol. Nos hemos puesto de acuerdo y estamos juntos. No sólo nosotros como equipo, sino toda Dinamarca en general".

Después de la victoria en octavos de final contra Gales, el próximo objetivo de los daneses es un partido de cuartos de final contra la República Checa en Bakú.

Descarga la app de la EURO